Del Psicobalbuceo y el Galimatías a Vocabularios Mejorados y un Léxico Sustancial

Traducción de: Alejandro Franco (APS Member, Northern Catholic University)
Correo: alejandro.franco.j@gmail.com
vo•ca•bu•la•rio: 1: una lista o colección de palabras, o de palabras y frases, usualmente organizadas alfabéticamente y explicadas o definidas 2: una suma o recopilación de palabras empleadas por un lenguaje, grupo, individuo, trabajo o en un campo del conocimiento (recuperado de http://www.merriam-webster.com/dictionary) En las disciplinas académicas, enseñar a los estudiantes el vocabulario de su campo es esencial para la comprensión de la disciplina. En psicología existen literalmente miles de términos y definiciones que se deben comprender. El diccionario de psicología de la APA es un tomo pesado (2.2 kilos), contiene unos 25,000 términos y frases. Revise también la parte final de cualquier texto guía de psicología y examine la longitud del glosario -no es de extrañar que los estudiantes algunas veces sienten como si estuviesen tomando un curso de lengua extranjera cuando se inscriben en un curso de psicología. El conocimiento de la terminología psicológica, en consecuencia, incrementa no solamente el conocimiento de los estudiantes sobre el campo disciplinar, sino también su identificación profesional con el mismo. En una presentación en la convención anual de la APA, el editor y fundador de los Tips de Enseñanza de la revista APS Observer y de la serie de 3 libros Lecciones Aprendidas, Baron Perlman, dijo, “el lenguaje que enseñamos en clase no solamente describe la psicología: es la psicología. El uso preciso de la terminología es crítico para nuestra eficacia como profesionales”. Además de enseñar a los estudiantes la terminología específica propia de la psicología, es importante incrementar en general el vocabulario de los estudiantes. Muchos términos psicológicos no son específicos de nuestro campo, sino que son aplicaciones específicas de términos más amplios en un contexto psicológico (por ejemplo, concurrente, disociación, maníaco). Un caso sobre este punto: mientras enseñaba la historia de la psicología un profesor colocó la palabra "ecléctico" y encontró que los estudiantes no sabían qué significaba. Podría ser fácil para ese profesor lamentarse sobre la falta de vocabulario de sus estudiantes, ¿pero no es nuestro trabajo promover el mejoramiento de su vocabulario? Y si el vocabulario es esencial para el éxito en los cursos de psicología, la universidad en general, y eventualmente en la carrera, ¿no deberíamos, como profesores, diseñar algunas de nuestras estrategias de enseñanza para ayudar a los estudiantes a fortalecer su vocabulario? Solo discutir la importancia del vocabulario con los estudiantes podrían hacerlos conscientes del valor de aprender nuevas palabras para tener éxito en la universidad y en sus futuras carreras. Las habilidades de comunicación oral y escrita lideran la lista de habilidades que los empleadores desean en sus empleados nuevos (Jobweb, 2008).  En consecuencia, podría ser útil compartir información con los estudiantes sobre investigaciones acerca del tamaño del vocabulario (por ejemplo, los estudios han reportado estimaciones que van desde las 19,000 hasta las 200,000 palabras para estudiantes universitarios de posgrado; Graves, 1986, citado por Marzano, 2004) y la importancia de tener un rico repertorio de palabras (por ejemplo, Baker, Simmons, & Kameenui, n.d.; Lehr, Osborn, & Hiebert, n.d.; Verizon Lifespan Literacy Matrix, n.d.). pe•da•go•gí•a:  el arte, ciencia, o profesión de la enseñanza; especialmente: Educación. Existen estrategias pedagógicas básicas y coherentes para la enseñanza del vocabulario específico de la psicología o el vocabulario general en los cursos. Primero, deberíamos estimular a los profesores para que presenten las nuevas palabras en un proceso de tres pasos: brindar una definición clara, discutir los sufijos y los prefijos cuando sea pertinente, y proporcionar ejemplos del uso correcto de las palabras. Por ejemplo, cuando se enseña una palabra como sonambulismo, provea a los estudiantes la definición (p. ej., una condición de sueño anormal en la que se realizan actos motores como caminar) y también dígales que somna usualmente se refiere a "sueño" y que ambular significa "caminar". Finalmente, proporcione un ejemplo de una frase que utilice el término (por ejemplo, debido a que Brett tenía sonambulismo, algunas veces se levantaba e iba a comer algo mientras permanecía dormido). Introduciendo vocabulario con rompehielos Es importante introducir el vocabulario al inicio del semestre y continuar haciéndolo a lo largo del curso. Por ejemplo, un profesor podría comenzar el semestre con un rompehielos de vocabulario. Genere una lista de palabras de vocabulario importantes para su curso. Necesitará un número de palabras equivalente a la mitad o la tercera parte del número total de estudiantes del curso. En consecuencia, si usted tiene una clase de 40 estudiantes, desarrolle una lista de 20 palabras que considere particularmente importantes para la clase. Asegúrese de que las palabras que seleccione sean poco familiares para los estudiantes, aquellas que la mayoría no conozcan (por ejemplo, histriónico, anterógrado, cuerpo calloso). Ponga 2 o 3 copias de cada palabra en un sombrero o recipiente y páselas a los estudiantes. Pida que cada uno tome un pequeño papel del recipiente. Luego pídales que encuentren a los compañeros con el mismo término. Una vez que se han encontrado, dé unos pocos minutos para que se conozcan con miras a que luego cada uno presente su compañero(a) a la clase (por ejemplo, el énfasis preferido en la carrera, las actividades de tiempo libre, la primera palabra o frase que se les ocurre cuando piensan en "psicología"). Las parejas de estudiantes (o tríos en clases muy numerosas) deberían también hablar entre sí para adivinar una definición de su término. Cuando cada pareja se presente a la clase, pregúnteles qué piensan que significa el término. Usted también podría brindarles un breve avance sobre lo que el término significa y su relación con el curso. La meta de este rompehielos que los estudiantes conozcan a alguien nuevo, tengan una visión inicial de algunos temas del curso, animar la curiosidad, y mostrar el valor del vocabulario en el curso. También podría brindar un balance informal sobre el conocimiento previo de los estudiantes acerca de los términos relevantes para el curso. Una variación del rompehielos es permitir que todos los estudiantes hagan una lluvia de ideas sobre los términos y conceptos psicológicos, y que luego se los trasmitan para hacer una lista en el tablero. Luego de que la lista de términos esté en el tablero, diga a los voluntarios que se presenten a sí mismos y brinden posibles definiciones. Los estudiantes se animarán al ser conscientes de lo que ya sabían sobre psicología. Usted también tendrá la oportunidad para corregir cualquier malentendido sobre los conceptos de manera temprana en el semestre. Luego de abordar la lista generada por los estudiantes, brinde unos términos menos conocidos y nuevamente pida a los estudiantes que traten de definirlos. El éxito inicial con sus listas de vocabulario los hará estar más dispuestos a adivinar sus términos. Sin embargo, si nadie conoce el término, usted puede definirlo brevemente y/o decir a los estudiantes que durante el curso aprenderán sobre ese concepto clave. Al igual que con el rompehielos previo, usted pondrá a hablar a la clase y se animarán sobre la psicología en el primer día al tiempo que también subraya la importancia del vocabulario. Incrementando el vocabulario con actividades Otra actividad pedagógica básica para mejorar el vocabulario es comenzar cada clase con la “palabra del día”. Por ejemplo, cuando comience un nuevo capítulo, usted podría seleccionar una palabra muy importante del vocabulario para destacarla ese día. O en vez de que el profesor encuentre la palabra del día, cada estudiante podría tener la tarea para un día preestablecido de encontrar una que esté relacionada con las lecturas de tal día. Utilizar este abordaje reforzará la importancia de un repaso activo para la memoria a través del vínculo de conceptos con información auto-relevante. Además de brindar las definiciones, pida a los estudiantes que sean creativos en su presentación de la definición. Por ejemplo, podrían mostrar un breve video de YouTube que demuestre visualmente la palabra. Otra forma para comenzar cada clase con el vocabulario es llamar a tres estudiantes para que salgan al frente del salón y pedirles que definan una palabra de la lectura del texto guía asignado para ese día. Con esta estrategia los estudiantes serán más responsables para estar al día con las lecturas y cualquier estudiante que otorgue una definición correcta podría obtener un punto de bonificación. Una manera adicional para estimular el conocimiento del vocabulario es crear tareas con actividades de vocabulario. Por ejemplo, los estudiantes podrían mantener un diario de vocabulario con un número mínimo de palabras por cada capítulo y solicitarles que las definan, analicen la palabra con sus prefijos y sufijos, y luego utilicen la palabra en una frase. Adicionalmente, los estudiantes podrían crear un diccionario para la clase. Esto podría funcionar bien en una clase de métodos de investigación o cualquier clase que sea particularmente rica en terminología disciplinar. Para crear un diccionario como proyecto de clase, los estudiantes eligen o se les asignan los términos y escriben una definición con un ejemplo del término, compilándolos en un folder de tres anillos que se mantiene en el laboratorio o clase. De manera alternativa, este diccionario podría ser completado en la página web de una clase, un foro de discusión del curso, o incluso el Wiki de una clase (por ejemplo, en las páginas web que son diseñadas para ser fácilmente accesibles y modificables de tal manera que los miembros de la clase puedan colaborar en su desarrollo). Cuando los estudiantes crean sus propias definiciones, incrementan la comprensión al utilizar activamente su propio lenguaje, lo cual tiene beneficios que van más allá de simplemente regurgitar las definiciones provistas por el texto o el profesor. Uno de los beneficios de hacer que los estudiantes desarrollen sus propias definiciones en vez de simplemente repetir las definiciones brindadas por el texto o el profesor es que esto les permite escribir las definiciones en maneras que son más entendibles y significativas para el nivel de novato/estudiante. Un profesor también podría utilizar los sitios web tales como puzzlemaker.com para crear una variedad de actividades (por ejemplo, crucigramas, criptogramas, rompecabezas doble) utilizando términos y frases relacionadas con el curso. Esto podría servir como tarea, actividad de repaso para un examen, o competencia en equipos. Igualmente, juegos populares tales como Tabú, Adivina con Gestos, o Balderdash podrían modificarse para incorporar el vocabulario en una actividad/competencia de final del semestre. Claro está, si su objetivo es mejorar el vocabulario con sus estudiantes, necesitará evaluar el vocabulario. Desde 1926, Harlan enfatizó la importancia del vocabulario en la comprensión de la psicología por parte de los estudiantes, anotando, “palabras tales como neurona, estímulo, reacción, y sinapsis son utilizadas con tal frecuencia, y representan conceptos de tal importancia, que resultan fundamentales para el entendimiento de la materia” (p. 554). Más recientemente, otros autores han subrayado la importancia y el desafío de aprender los términos que son críticos para el entendimiento de la psicología por parte de los estudiantes, mientras que también ofrecen sugerencias y técnicas para dominar ese vocabulario (por ejemplo, Carney & Levin, 1998).  Griggs, Bujak-Johnson, y Proctor (2004) sugieren que los profesores de Introducción a la Psicología construyan cursos que aborden los conceptos clave que se presentan consistentemente en los textos introductorios. Hemos encontrado que incluir una sección corta de preguntas tipo apareamiento con los términos clave en cada examen enfatiza la importancia que ponemos en el vocabulario. Una vez que los estudiantes se dan cuenta que las palabras del día están incluidas en el primer examen, tendrán más disposición para concentrarse en incrementar y retener el vocabulario en la medida en que el curso progresa. tec•no•lo•gí•a de la in•for•ma•ción:  tecnología involucrada en el desarrollo, mantenimiento, y uso de sistemas de computación, software, y redes para el procesamiento y distribución de datos. Ahora bien, sabemos que si usted va a uno de sus cursos y dice, “¡vamos a enfocarnos en el vocabulario el día de hoy!” no obtendrá aplausos y ovaciones. Tal vez necesita hacerlo un poco más llamativo. Utilizar la tecnología puede ser una forma para hacer más motivadora la construcción de habilidades en el vocabulario. Primero, pensamos que es valioso mostrar a sus estudiantes un buen diccionario en línea (¡existe un más allá de Wikipedia!). Nos gusta el sitio web en línea de Merriam-Webster (http://www.merriam-webster.com/) porque brinda definiciones claras, provee definiciones en audio, y tiene algunos juegos de palabras divertidos para que los estudiantes se diviertan[1]. Los estudiantes seguramente estarán familiarizados con Wikipedia, pero esta varía en su precisión para definiciones y conceptos. Una técnica básica para hacer a los estudiantes conscientes de las limitaciones de la Wikipedia es pedirles que comparen las definiciones que trae su texto guía y las del sitio web de Merriam-Webster con las que brinda la Wikipedia. Luego de identificar definiciones precisas, animamos a nuestros estudiantes para que creen sus propias tarjetas mnemotécnicas (flash cards), lo que les ayudará a estudiar nombres, conceptos, y términos importantes. Sin embargo, crear tarjetas mnemotécnicas en fichas de cartulina podría parecer de la “vieja escuela” a la mayoría de los estudiantes. Como alternativa, pida a los estudiantes que creen tarjetas mnemotécnicas electrónicas -nuestro programa favorito es Cue Card 1.5 (disponible para descarga gratuita en http://cnet.co/f9k9cW). El beneficio de las tarjetas de memoria electrónicas es que luego de que un estudiante crea su propio conjunto de tarjetas el computador las exhibe al azar de acuerdo con el desempeño del estudiante. Si un estudiante siempre obtiene una tarjeta correcta, el computador no la mostrará con la misma frecuencia. Inversamente, si un estudiante siempre responde de manera incorrecta la misma tarjeta, el computador la mostrará con más frecuencia. Un profesor también puede utilizar su sistema de gestión de cursos (CMS) para mejorar las habilidades de vocabulario de sus estudiantes. Como se mencionó anteriormente, los estudiantes podrían crear un diccionario de palabras con las temáticas de la clase utilizando el foro de discusión. Estudiantes individuales o grupos de estudiantes podrían tener como tarea la elaboración de un resumen de uno de los capítulos de sus lecturas y luego deberán publicarlo en conjunto con 2 a 5 términos importantes en el foro de discusión del sistema de gestión de cursos. Una característica relativamente nueva de BlackBoard y de otros sistemas de gestión es el glosario. El instructor puede ingresar y añadir manualmente términos importantes con relativa facilidad, brindando a los estudiantes acceso a este recurso. Algunos textos guía también tienen un glosario que puede descargar directamente en su sistema de gestión de cursos. Una forma adicional para estimular el desarrollo de vocabulario para sus estudiantes es utilizar algo que muchos ya están usando -Facebook (http://www.facebook.com), red social muy popular que permite a los estudiantes unirse en las comunidades de su preferencia en línea (incluyendo grupos basados en sus colegios así como otro número de grupos). Una vez que los usuarios se unen a Facebook pueden crear un perfil básico de sus características e intereses, publicar anuncios de lo que están haciendo, y comunicarse con otros. Sabemos que existen problemas potenciales con Facebook y los profesores que están allí; sin embargo, existen algunas razones pedagógicamente acertadas para utilizarlo. Asegúrese de chequear la política de su universidad acerca del uso de Facebook por parte de un profesor. Además de la plantilla de perfil básico en Facebook, existe una variedad de aplicaciones libres adicionales. Una de estas aplicaciones es la de tarjetas mnemotécnicas, donde los estudiantes pueden añadir un conjunto de tarjetas electrónicas de memoria a su página de perfil personal. Los estudiantes podrían disfrutar más utilizando las tarjetas de memoria de Facebook que una descarga de un software por separado, puesto que van a Facebook regularmente. Una aplicación adicional de Facebook para ayudar a aprender el vocabulario general es la aplicación de la Palabra del Día. Al agregar esta aplicación, una persona recibirá una palabra nueva de vocabulario todos los días. Además, los estudiantes pueden tomar diariamente un test de vocabulario de 20 palabras e incluso competir con otros estudiantes. Esta es una forma maravillosa, gratuita, y entretenedora para mejorar las habilidades de vocabulario. Si usted no desea utilizar Facebook para esto, el sitio web www.dictionary.com, además de una variedad de recursos, tiene un servicio gratuito para enviar a su cuenta de correo una palabra por día. Otra herramienta muy interesante para estimular el vocabulario y su entendimiento es un recurso en http://www.vocabulary.com.  Si usted va a esta página web gratuita, podrá escribir allí la dirección de otro sitio web (por ejemplo, http://www.psychologicalscience.org/index.php/members/teaching/tips) y automáticamente convertir a cada palabra de esa página web en un link, y así usted puede hacer clic en cualquier palabra y automáticamente le dará una definición de la misma. Esto es una manera muy simple y fácil para utilizar el sitio web. Este recurso podría ser muy útil cuando intente leer una página web que tenga mucho argot o una terminología difícil. re•su•men:  sumario, abreviación o compendio, especialmente de un discurso anterior. Hemos brindado algunas técnicas pedagógicas fáciles, y en muchos casos, interactivas, diseñadas para promover las habilidades de vocabulario en sus clases. También hemos indicado algunos recursos tecnológicos para ayudar a sus estudiantes en el logro de un mejor vocabulario. Somos conscientes que aprender palabras del vocabulario es sólo un paso en el proceso de comprender las teorías psicológicas con más profundidad. Sin embargo, la familiaridad con la terminología y el argot psicológicos provee a los estudiantes las habilidades básicas necesarias para aplicar su conocimiento y pensar crítica y creativamente. En consecuencia, enfocarse en el desarrollo de habilidades de vocabulario es un primer paso crucial para esas habilidades más avanzadas. El profesor experimentado de psicología podría haber olvidado lo difícil que fue aprender todo el argot psicológico cuando era un novato que apenas descubría el campo. En vez de quejarse de la falta de vocabulario general de los estudiantes, es más útil proveerles las herramientas para mejorarlo. Y finalmente, pensamos que todas estas actividades son simplemente pedagogicólicas (tiene la razón, esa NO es una palabra real del vocabulario, ¡pero pensamos que debería serlo!). re•fe•ren•cia:  1. El acto de referir o consultar.  2.  Algo que refiere: por ejemplo, a) alusión, mención.  B) algo (como un signo o indicación) que refiere a un lector o consultor a otra fuente de información (como un libro o pasajes).  c) consulta de fuentes de información. Baker, S.K., Simmons, D.C., & Kameenui, E.J. (n.d.). Vocabulary acquisition: Synthesis of the research. Retrieved October 23, 2008, from http://idea.uoregon.edu/~ncite/documents/techrep/tech13.html Carney, R.N., & Levin, J.R. (1998). Coming to terms with the keyword method in introductory psychology: A ‘neuromnemonic” example. Teaching of Psychology, 25, 132-134. Ehlrich, E. (1997). The highly selective dictionary for the extraordinarily literate. New York: HarperCollins. Griggs, R.A., Bujak-Johnson, A., & Proctor, D.L. (2004). Using common core vocabulary in text selection and teaching the introductory course. Teaching of Psychology, 31, 265-269. Harlan, C.L. (1926). The technical vocabulary of psychology. Journal of Educational Psychology, 17, 554-557. Jobweb. Class of 2008 steps into good job market. Retrieved October 13, 2008, from http://www.jobweb.com/studentarticles.aspx?id=1219 Lehr, F., Osborn, J., & Hiebert, E.H. (n.d.). A focus on vocabulary. Retrieved October 23, 2008, from http://www.prel.org/products/re_/ES0419.htm Marzano, R.J. (2004). Building background knowledge for academic achievement: Research on what works in schools. Alexandria, VA: Association for Supervision and Curriculum Development. VandenBos, G. (Ed.). (2006). APA dictionary of psychology. Washington, DC: American Psychological Association. Verizon Life Span Literacy Matrix. Retrieved October 23, 2008, from http://literacynetwork.verizon.org/fileadmin/download/13741_verizon_matrix.pdf au•tor: 1a. el que origina o crea, 1b. en mayúsculas: Dios.  2. El escritor de un trabajo literario (como un libro). (Recuperado de http://www.merriam-webster.com/dictionary/author). Tami (abreviado de Tamara; significado ruso ‘Arbol de Palma’) Eggleston es profesora de psicología asociada y decana asociada en la Universidad McKendree en Líbano, Illinois.  Enseña Introducción a la Psicología, Psicología Social, Sexualidad Humana, y Psicología Deportiva. Su palabra favorita de vocabulario es ‘elucidar’. Dan (abreviado de Daniel; significado del hebreo ‘Dios es mi juez’) Segrist es un profesor de psicología asociado en la Universidad del Sur de Illinois en Edwardsville.  Enseña Introducción a la Psicología, Psicología Anormal, Teorías de Personalidad, Carreras en Psicología, y cursos de posgrado en Psicopatología y Evaluación de la Personalidad. Su palabra preferida del vocabulario es ‘neologismo’. Gabie (abreviado de Gabriela, forma femenina de Gabriel; el significado del hebreo es ‘Dios es mi fortaleza’) Smith es profesora asociada de la Universidad Elon, en Elon, Carolina del Norte. Enseña Introducción a la Psicología, Psicología de la Salud, Psicología del Sexo y el Género, Investigación Empírica, y Sexualidad Humana. Su palabra preferida del vocabulario es ‘desinhibición’.
[1] Un buen equivalente en español sería el diccionario de la Real Academia Española en línea, el cual puede consultarse en la dirección: http://www.rae.es
Observer Vol.22, No.3 March, 2009

Leave a comment below and continue the conversation.

Comments

Leave a comment.

Comments go live after a short delay. Thank you for contributing.

(required)

(required)