Enseñando psicología a través de películas y videos.

Traducción de: Alejandro Franco (APS Member, Northern Catholic University)
Correo: alejandro.franco.j@gmail.com

Traducción de: Alejandro Franco (APS Member, Northern Catholic University)

Correo: alejandro.franco.j@gmail.com

Usted ha trabajado muy duro durante el semestre y es el momento de un receso, así que tiene la fabulosa idea de mostrar una película. Uno de sus colegas le recomendó una bastante. Planea atenuar las luces, iniciar la reproducción de la película y sentarse silenciosamente en la parte de atrás de la clase deseando algunas palomitas de maíz. Suena muy bien -¿qué podría salir mal? La película comienza y antes de que se dé cuenta usted se está preguntando -¿y cómo se articula esto con el material que estaba presentando? Esta pregunta es reforzada cuando uno de sus mejores (¡y más valientes!) estudiantes le hace la misma pregunta cuando se encienden las luces. La siguiente pregunta saca a relucir un punto de la película que usted no tenía idea que sería señalado, y por consiguiente no tiene una respuesta. Esta falta de conocimiento llevará a las preguntas y la discusión a un alto. Mientras usted está de pie sudando frente a la clase y preguntándose cómo articular el material de la película con los objetivos, usted piensa -diablos, ¡era mucho más fácil hacer una clase magistral! Este escenario pesadilla no tiene que ocurrir. Las películas pueden ser una herramienta maravillosa para enseñar la psicología. Sin embargo, para que esto ocurra usted debe hacer su tarea. En este artículo discutiré algunas de las razones para utilizar películas en nuestros cursos, así como reglas importantes, claves, y sugerencias para hacerlo. Concluiré con un método para utilizar películas por fuera de la clase para enseñar la psicología.

¿Por qué usar películas?

Complementa otros contenidos del curso Existen muchas razones excelentes para utilizar películas en la enseñanza de la psicología. La más elemental es que las películas teatrales o videos educativos pueden complementar el texto, las clases magistrales, y las discusiones. Una de las reglas básicas de la comunicación es la redundancia, esto es, comunicar el mismo punto en diferentes maneras. Las películas proveen una forma concreta para presentar información importante (Anderson, 1992), ¡algunas veces de una manera que sujeta a la clase de sus solapas y les da una buena sacudida! Por ejemplo, los profesores podrán hablar sobre el poder de los experimentos de obediencia a la autoridad de Milgram hasta que estén azules en el rostro y la mayoría de los estudiantes simplemente asientan con sus cabezas. Sin embargo, muéstreles la película Obediencia y muchos de ellos retrocederán y tendrán una risa incómoda, al igual que los participantes de Milgram. Mejora el ojo clínico de los estudiantes Los productores de cine suelen utilizar la psicología como un tema, tal vez porque todos somos psicólogos aficionados de corazón. De esta manera, no existe una carencia de material orientado a la psicología. Sin embargo, esto lleva a otra razón para usar la película: para desmitificar los retratos inexactos de la psicología en las películas populares y para ayudar a los estudiantes a convertirse en consumidores críticos de información popular (Hollander, 2000).  Muchas personas tienen una visión distorsionada de lo que es la psicología y sobre la manera en que los psicólogos trabajan, debido a las películas populares. Podemos utilizar estas películas como un recordatorio de que no todo lo presentado en la pantalla de plata es exacto y, por consiguiente, los estudiantes deberían ver las imágenes de la psicología con un ojo clínico. Por ejemplo, en Analízame, protagonizada por Robert DeNiro y Billy Cristal, la indiferencia absoluta hacia la confidencialidad del cliente es apabullante.  En consecuencia, muestro esta película para ilustrar de qué manera los psicólogos "no deben trabajar". Incrementa la relevancia Finalmente, utilizar películas relativamente recientes y populares le permite "hablar" en un lenguaje que los estudiantes entienden y utilizan con frecuencia. Otra forma para pensar sobre ello es que los estudiantes tienden a pensar en las películas más recientes como más relevantes para ellos y su mundo. Por ejemplo, tal vez quiera utilizar a Sybil como punto de partida para discutir el trastorno de identidad disociativo, pero tal vez descubra que los estudiantes no se entusiasman y lo consideran desactualizado. Les garantizo, sin embargo, que no recibirá la misma reacción si utiliza películas más recientes como Las Dos Caras de la Verdad o El Club de la Pelea (si no ha visto esta película acabo de arruinarle el final - ¡disculpas!).

Utilizando películas en clase

Siga tres reglas críticas Existe un número de pasos que puede darse para reducir problemas potenciales asociados con utilizar una película y hacer de esto una experiencia positiva para usted y sus estudiantes. Es importante notar que creo que los mismos tips de enseñanza aplican para el uso de películas y videos educativos, si bien existen generalmente menos preocupaciones de tiempo con los videos educativos. En mi opinión, existen tres reglas cruciales para garantizar un uso de los videos exitoso en clase. Vea la película antes de que la clase la vea. Mirar con anterioridad siempre le permite a usted responder un número de preguntas cruciales. ¿El contenido amerita el uso del tiempo de la clase? ¿Existen porciones de la película que podrían o deberían saltarse? ¿Existe cualquier material particularmente objetable? Si es así, ¿la importancia del material es mayor que las posibilidades de ofender a un estudiante? Siempre mire la película con la clase (Gross Davis, 1993).  En la mente de algunos estudiantes, y algunos colegas, una película significa, "no habrá clase hoy" o "el profesor tiene pereza". Si usted utiliza una película como su reemplazo, o si usted deja el salón y vuelve cuando la película se ha terminado, estará reforzando estas creencias. Tenga presente las leyes sobre derechos de autor. En general, las copias legalmente obtenidas de materiales pueden utilizarse en clases presenciales con propósitos educativos sin violar las leyes de derechos de autor. Sin embargo, este asunto se convierte rápidamente en algo más complejo si usted desea mostrar algo que grabó en la televisión para mostrarlo en su clase. En este punto, la excepción del Uso Justo de los derechos de autor en los Estados Unidos probablemente aplique. La excepción del uso justo permite utilizar un material protegido para un uso educativo sin el permiso del autor (entre otros usos). Sin embargo, el uso justo comprende una pequeña frase indicando que debe dársele crédito a la fuente original. Más aún, el uso del material no debería dañar el valor comercial del mismo. Si usted planea utilizar una larga porción del material le sugiero que contacte al consejero de su Universidad para determinar las políticas de esta con relación al material protegido por derechos de autor. ¿Cómo se encuentra una buena película o video? No existe ausencia de películas que contengan contenido psicológico. De hecho, ¡usted podría estar abrumado por las posibilidades si no es selectivo en su aproximación para encontrar un buen filme! Los dos lugares con los que siempre comienzo son los manuales del instructor para la clase y mis colegas. El uso del manual del instructor garantiza que las películas son relevantes para el curso y el contenido que se trabaja. Sin embargo, recuerde que esto no garantiza que la película sea de alta calidad o útil para su clase en particular. No importa qué tan recomendado sea un filme, asegúrese de verlo primero. Si tiene más tiempo, sugiero que utilice Internet para encontrar películas adicionales, particularmente reseñas que podrían ser útiles. El mejor sitio que he encontrado con este propósito es www.psychmovies.com[1]. Conozca su clase y los equipos Se puede invertir algún tiempo visualizando las películas, preparando resúmenes, y diseñando exámenes, sólo para ver que todos sus esfuerzos fueron en vano si una preparación básica se ignora. Recuerde practicar operando los aparatos que utilizará en clase para mostrar la película o video. Esto le ayudará a determinar si tiene los materiales apropiados (por ejemplo, una televisión de tamaño adecuado, cables de extensión) y chequear para ver si pueden existir barreras a la visibilidad (por ejemplo, el reflejo del sol de la tarde). El tiempo es la esencia en la clase La mayoría de profesores siente que nunca hay suficiente tiempo para cubrir lo que se quiere. ¿Entonces, cómo puede sacar provecho un profesor de los beneficios de las películas sin sacrificar otro material importante? No se sienta obligado a mirar toda la película de comienzo a fin. Puede utilizar clips más breves y/o secciones de videos populares o académicos. Este método se ha vuelto incluso más fácil con la llegada del DVD que permite elegir cuáles escenas ver, simplemente apretando un botón. Una advertencia con esta aproximación. Asegúrese de que usted ha dado a sus estudiantes el contexto apropiado para entender el videoclip. Por ejemplo, dé a sus estudiantes cualquier vocabulario o conceptos importantes que deberían saber antes de ver la película (Gross Davis, 1993).  También, provéales una pregunta o conjunto de preguntas que deberían ser capaces de responder/discutir luego de ver el filme. Uso de las películas. Siéntase libre para adelantar las partes que no sean importantes cuando está utilizando grandes porciones de películas. Esto le dará más tiempo para la discusión y tiende a mantener a los estudiantes interesados en la película. La realimentación que he recibido de los estudiantes es que ellos sienten "que pierden el tiempo" mirando material que no es relevante o pertinente. Cuando utilice este enfoque permita a los estudiantes saber de antemano que usted estará saltando partes de la película y tenga cuidado para no afectar la continuidad de la misma. Cuando la película o video se toma toda la clase Otro problema de tiempo ocurre cuando la película toma toda la clase. Con frecuencia la transición para la clase siguiente es extraña y el momento académico se pierde. Un método para abordar este problema es proveer una pequeña tarea que debe ser completada para la clase siguiente. Esto puede ser tan simple como "genere un pensamiento/reacción/pregunta relacionada con el contenido de la película". Estos pensamientos y preguntas pueden utilizarse como el punto de partida para la discusión de la clase siguiente. Una tarea alternativa y con frecuencia placentera es decir a los estudiantes que actúen como críticos de cine, y que evalúen la película o video. Pida a sus estudiantes que evalúen tanto la presentación en general como el contenido psicológico por separado. Luego en la clase siguiente puede comenzar preguntando qué evaluación le dieron a la película en cada factor. Esta tarea genera entusiasmo y es un motivador mucho más útil que "¿cómo les pareció la película?". Resolviendo cuestiones éticas en el uso de películas y video Algunos dilemas éticos surgen cuando se utilizan películas para ayudar a enseñar la psicología. Muchas veces las imágenes visualmente más atractivas serán las más poderosas para tratar el tema que desea (Anderson, 1992).  Al mismo tiempo estas imágenes son con frecuencia controversiales y pueden ser ofensivas para algunos estudiantes. Esto lleva a dos preguntas: ¿debería utilizar la película?, y, si lo hace, ¿cómo va a abordar el hecho de que está presentando un material potencialmente objetable? Abordo la primera pregunta de la misma manera que un comité de revisión institucional aborda las investigaciones propuestas. Trato de balancear los beneficios potenciales versus los costos potenciales, y trabajo para encontrar la película que maximice esta tasa. Luego, si voy a utilizar una película potencialmente controversial prevengo a los estudiantes sobre la manera en podría ser ofensiva (por ejemplo, lenguaje vulgar, violencia, sexualidad). Luego, permito a los estudiantes salir si es su decisión, y, cuando es posible, les permito una tarea alternativa que les ayude a cubrir el material (Anderson, 1992). Luego trabajo con ellos para garantizar que entendieron los conceptos importantes cubiertos en la película. Exámenes sobre películas y material de video Otra cuestión potencialmente difícil es si se va a realizar un examen a los estudiantes sobre el contenido de la película, y, de ser así, de qué manera hacerlo. Estoy de acuerdo con la idea de Gross Davis (1993) de que si el material de la película es suficientemente importante como para mostrarlo en clase entonces también debería aparecer en un examen. Sin embargo, existen límites a esta lógica. Si usted está simplemente mostrando un corto clip para subrayar un concepto o para motivar una conversación entonces asignarle una pregunta dentro de un examen probablemente no es lo mejor. Por ejemplo, yo utilizo una escena de humor de la película La Búsqueda del Santo Grial de Monty Python, donde los habitantes medievales están tratando de decidir si una mujer es una bruja, como una forma de indicar los grandes saltos que se han hecho en la evaluación de la anormalidad. Utilizar esta escena me permite tratar el asunto de una manera apropiada pero nunca lo incluiría como tema para un examen. Si usted va a evaluar los estudiantes sobre el material, debe decirles antes de presentar la película o video. Sugiero que les diga que no tomen notas y que en cambio usted les dará las notas o un resumen luego de la película. Mi justificación para esto es simple. Si los estudiantes están tomando notas no estarán mirando la película. Más aún, para ver bien la película usted deberá atenuar las luces lo cual hará difícil la toma de notas. Finalmente, aparece la cuestión -¿cómo debería evaluar a los estudiantes sobre el contenido de la película? Muchas películas (más que videos educativos) presentan problemas potenciales porque se prestan a diferencias en la interpretación, a diferencia de las clases magistrales o los textos guía. Las preguntas relacionadas con películas que se hacen de una manera abierta (por ejemplo, tipo ensayo), de tal manera que los estudiantes tengan espacio para explicar la justificación de sus respuestas, funciona bien. Otros profesores hacen dos o tres preguntas de selección múltiple en sus exámenes, recompensando los estudiantes, en esencia, por su asistencia y por haber prestado atención.

Uso de películas por fuera de clase

Una de las lecciones más importantes que aprendí como estudiante universitario era que podía aprender tanto, si no más, por fuera de la clase que dentro de la misma. Por esta razón, presté una idea del canal de televisión por cable The History Channel y realicé una serie de Películas y Discusiones en Psicología.  El formato involucrado invita a la comunidad universitaria a cuatro diferentes películas de Hollywood a lo largo del semestre. Al final de cada una, un panel de "expertos" dirige la discusión con relación a los aspectos psicológicos de la película. Cada miembro del panel presenta una breve reacción a la película y subraya una faceta que cautivó su interés. Luego se abre el espacio para las preguntas y discusión. El panel usualmente está conformado por profesores, pero también incluye miembros reconocidos y relevantes de la comunidad. Por ejemplo, un abogado podría ser útil cuando se discute una película que se enfoca en las cuestiones legales relacionadas con la psicología. La serie no se utiliza como requisito de la clase para ningún curso de psicología, pero muchos profesores en nuestra Universidad ofrecen puntos extra por la asistencia. Los beneficios de este formato son numerosos. Por ejemplo, las restricciones de tiempo ya no son una preocupación. Las discusiones pueden darse en muchas direcciones diferentes, incluso tangenciales, sin preocuparse por el reloj o las cuestiones del currículo. Más aún, este formato muestra a los estudiantes que la psicología puede ser discutida de manera inteligente por fuera de la clase. Además, las series de películas proveen a los estudiantes la oportunidad para conocer a profesores con quienes no habían tenido la oportunidad de interactuar previamente. Un beneficio adicional es que nuestro departamento ha encontrado en esta serie una herramienta de reclutamiento maravillosa para atraer a estudiantes de pregrado al estudio de la psicología. Finalmente, es una manera más en que su colegio o universidad puede ofrecer oportunidades educativas e intelectuales a la comunidad en general. Una vez más, un área que se debe de manejar con cuidado son las leyes de derechos de autor. Con miras a evitar la infracción a estas, nuestras series de películas siguen tres políticas. Primero, la película debe haber sido comprada por la Universidad. Las películas no pueden ser alquiladas de una tienda local de videos. Segundo, la película debe mostrarse con propósitos educativos. Tercero, los estudiantes no deben pagar el ingreso para ver la película, así que no intente utilizar la serie de películas como una actividad para recolectar fondos.

Películas “top” en psicología

Para darle una buena manera de comenzar a encontrar películas he incluido una tabla que contiene 13 películas que son vehículos excelentes para presentar la psicología a sus estudiantes. He utilizado muchas de estas películas en clase y otras han sido utilizadas en la serie de películas de psicología. “Obediencia” es la única película en la lista que no es una presentación de toda la película.

Conclusión

Las películas pueden ser una herramienta maravillosa para enseñar la psicología. Existe mucha verdad en el cliché de que una imagen dice más que 1000 palabras. Sin embargo, debemos recordar que las películas no proveen una forma fácil de dar una clase ni son un día de vacaciones. El uso exitoso de una película incluye tanta o más preparación que una clase tradicional tipo magistral. Ahora, que se apaguen las luces y pasen las palomitas de maíz.

Recomendaciones de Películas de Psicología

Título de la película Curso pertinente Temas de enseñanza
Alguien voló sobre el nido del cucú (1975) Psicopatología, Historia Institucionalización; ¿qué es lo anormal?
Obediencia (1962) Psicología social Obediencia a la autoridad
Despertares (1990) Psicofisiología Oliver Sacks, L-dopa, Niveles de conciencia
Belleza americana (1999) Psicopatología Familias disfuncionales, proyección
La solución del 7% (1976) Personalidad, Historia Freud psicoanaliza a Sherlock Holmes
12 hombres furiosos (1957) Psicología social, Dinámica de grupos Influencia de la minoría, Conformidad, Prejuicios
La naranja mecánica (1971) Aprendizaje, Psicología evolutiva Conductismo, Libre Albedrío
La locura del rey Jorge (1994) Psicopatología Porfirismo; ¿qué es lo anormal?
Recordatorio (2000) Aprendizaje, Cognición Formación de la memoria
Una mente brillante (2001) Psicopatología Esquizofrenia
El candidato de Manchuria (1962) Cognición Hipnosis, Lavado de Cerebro
Las dos caras de la verdad (1996) Psicopatología Trastorno de identidad disociativa, Inimputabilidad
El otro lado de la vida (1996) Psicopatología Población excepcional
Figura 1: Trece películas y las diferentes disciplinas psicológicas que ayudan a examinar.

Lecturas y referencias recomendadas

Anderson, D.D. (1992). Using feature films as tools for analysis in a psychology and law course. Teaching of Psychology, 19, 155-157. Bolt, M. (1976). Using films based on literature in teaching psychology. Teaching of Psychology, 3, 189-190. Boyatzis, C. J. (1994). Using feature films to teach social development. Teaching of Psychology, 21, 99-101. Conner, David B. (1996). From Monty Python to Total Recall: A feature film activity for the cognitive psychology course. Teaching of Psychology, 23, 33-35. Dorris, W. & Ducey, R. (1978). Social psychology and sex roles in films. Teaching of Psychology, 5, 168-169. Fleming, M.Z, Piedmont, R.L., & Hiam, C.M. (1990). Images of madness: Feature films in teaching Psychology. Teaching of Psychology, 17(3), 185-187. Gross Davis, B. (1993). Tools for teaching. San Francisco: Jossey Bass. Hollander, S.A. (2000, May/June). Hot off the press: Using popular media in instruction. APS Observer, 13(5), 22-23, 28. Raymond J. Green es profesor asistente de psicología y director encargado del departamento de psicología y educación especial en la Universidad de Texas A&M-Commerce.  Obtuvo su doctorado en el área de psicología social de la Universidad Rutgers en 1997.  Al ser el padre de un hijo de dos años, la mayoría de películas que ve últimamente son de caricaturas.  Por favor envíele sugerencias de películas más sofisticadas a la dirección: raymond_green@tamu-commerce.e
[1] Nota del Traductor: También puede revisar el documento de Elizabeth M. Nelson “Utilizando películas para enseñar psicología: un recurso de guías de estudio para cine.  Disponible en: http://teachpsych.org/otrp/resources/nelson06.pdf

References and Further Reading:

Anderson, D.D. (1992). Using feature films as tools for analysis in a psychology and law course. Teaching of Psychology, 19, 155-157.

Bolt, M. (1976). Using films based on literature in teaching psychology. Teaching of Psychology, 3, 189-190.

Boyatzis, C. J. (1994). Using feature films to teach social development. Teaching of Psychology, 21, 99-101.

Conner, David B. (1996). From Monty Python to Total Recall: A feature film activity for the cognitive psychology course. Teaching of Psychology, 23, 33-35.

Dorris, W. & Ducey, R. (1978). Social psychology and sex roles in films. Teaching of Psychology, 5, 168-169.

Fleming, M.Z, Piedmont, R.L., & Hiam, C.M. (1990). Images of madness: Feature films in teaching Psychology. Teaching of Psychology, 17(3), 185-187.

Gross Davis, B. (1993). Tools for teaching. San Francisco: Jossey Bass.

Hollander, S.A. (2000, May/June). Hot off the press: Using popular media in instruction. APS Observer, 13(5), 22-23, 28.

Leave a comment below and continue the conversation.

Comments

Hi,
I don’t see your list of top movies. Can you send it? Thanks

Leave a comment.

Comments go live after a short delay. Thank you for contributing.

(required)

(required)