Me gustaría utilizar el aprendizaje activo… ¿pero qué puedo hacer?

Traducción de: Alejandro Franco (APS Member, Northern Catholic University)
Correo: alejandro.franco.j@gmail.com
Para experimentar un fenómeno psicológico importante, siga cuidadosamente las siguientes instrucciones:
  • Elija un número entre 1 y 50 y escríbalo en un pedazo de papel.
  • Doble el papel a la mitad de tal manera que no pueda ver el número.
  • Mantenga el papel a la altura del ojo a una distancia de 50 cm de su rostro.
  • Gire su cabeza a la derecha en un ángulo de 45° y mientras se concentra en el número tararee el himno nacional.
  • Resuelva el jeroglífico siguiente (la respuesta está al final del artículo).
teaching-tip Bien, podría haber comenzado este artículo hablando simplemente sobre la investigación acerca de la obediencia (por ejemplo, qué tan fácil las personas obedecen las órdenes o, si no las siguió, las condiciones bajo las cuales las personas desafían la "autoridad") o sobre el pensamiento divergente (por ejemplo, resolver el jeroglífico). En cambio, estas demostraciones simples lo involucraron con el material (ya puede dejar de voltear su cabeza y de tararear el himno nacional). Demostraciones como estas son más que simples trucos para capturar la atención de los estudiantes e introducir el tema -cada una provee una oportunidad para el aprendizaje activo[i]. De acuerdo con Bonwell y Eison (1991), el aprendizaje activo implica involucrar a los estudiantes más allá de la absorción pasiva de información y se enfoca en comprometerlos con el pensamiento crítico, la adquisición de habilidades, y el examen de su sistema de creencias. Miserandino (1999) además apunta que el aprendizaje activo puede ser divertido para estudiantes y profesores. El contenido variado al interior y a través de los cursos de psicología provee múltiples oportunidades para que los profesores animen a los estudiantes a participar en experiencias prácticas tanto dentro como fuera de clase. A continuación veremos algunas ideas para actividades que comparten la meta común de involucrar activamente a los estudiantes con su aprendizaje.

Introducción a la psicología

Porque usted lo pidió… Esta idea es similar a la demostración del comienzo de este artículo. Ingrese a su clase el primer día y, sin presentarse inmediatamente, pida a los estudiantes que se pongan de pie. Luego de esta instrucción proporcione unas cuantas indicaciones fuera de lo común (por ejemplo, pónganse de pie mirando a la pared de atrás, apunten con su mano derecha a la pared, roten su brazo derecho en el sentido de las agujas del reloj mientras cantan el tema de la Isla de Gilligan). Luego de que la clase haga esto, pregúnteles por qué se comportaron así. Seguramente responderán, "porque usted lo pidió". Señale que usted podría ser un estudiante, un empleado de oficina, un celador, o un miembro de la comunidad que simplemente ingresó a la clase y decidió hacerles una broma (si usted se siente particularmente retorcido se puede sentar en la clase posando como estudiante y haciendo que un asistente de posgrado o trabajador de oficina venga a la clase y les dé las instrucciones como si fuera el instructor). Enfatice lo fácil que obedecieron sus instrucciones a pesar de no saber realmente quién era usted. Pregúnteles si hubiesen obedecido las instrucciones si un compañero de estudio las hubiese dado, o si les hubiese solicitado que hicieran algo potencialmente peligroso para el estudiante más cercano. También puede preguntar qué efecto podría tener si uno o dos estudiantes rehusaran obedecer. Esta es una buena oportunidad para generar interés sobre la sección del curso en que abordará la obediencia y la conformidad, y será posible más adelante recordar a la clase lo fácil que obedecieron. ¡¿Hay una librería en el campus?! Construya una lista de citas de artículos de revistas que estén disponibles en su librería universitaria. Coloque estas citas en una pecera y pida a los estudiantes que seleccionen tantas como desee que encuentren. El trabajo será localizar el artículo, hacer una copia, y responder unas cuantas preguntas sobre el mismo (por ejemplo, título, autores, resultados). Debido a que muchos artículos están disponibles a través de búsquedas de texto completo, otra opción es incorporar artículos que puedan encontrarse en línea. Esta actividad puede modificarse en diversas maneras. Por ejemplo, si un profesor desea enfatizar la  manera en que los investigadores podrían utilizar las referencias en un artículo para localizar otros artículos clave, podría solicitar a los estudiantes que encuentren al menos otro artículo utilizando la sección de referencias del artículo original. Esta actividad puede ayudar a los estudiantes a familiarizarse con la librería de la Universidad, los recursos sobre psicología que están disponibles ahí, y el proceso de utilizar citas para localizar artículos. También introduce una diversidad de áreas de contenido en la psicología.

Teorías de personalidad

Denme una docena de niños saludables… Esta actividad puede subrayar los principios y críticas del conductismo radical y el debate Naturaleza vs. Ambiente. Luego de revisar el condicionamiento operante o el conductismo radical de Skinner, presente a su clase la siguiente cita de Watson (1924/1930) como un apunte: Denme una docena de niños saludables, bien educados, y un mundo que yo especificaré para traerlos y les garantizo que puedo tomar al azar cualquiera de ellos y entrenarlo para que se convierta en el tipo de especialista que yo seleccione -doctor, abogado, artista, jefe de mercadeo, y sí, incluso mendigo y ladrón- sin importar sus talentos, tendencias, habilidades… (p. 104). Divida la clase en pequeños grupos e infórmeles que están a punto de descubrir un bebé dejado en una canasta en la puerta de sus casas. Distribuya folletos a cada grupo que incluyan una foto del bebé acompañada de un conjunto de instrucciones de los padres que informan al grupo sobre lo que quisieran que fuera su hijo (por ejemplo, "por favor críen a Samantha para que se convierta en una empleada de la oficina postal con tendencia a la ansiedad y que sea una buena escritora"). Informe a los estudiantes que sólo deben utilizar los principios del condicionamiento operante para criar al bebé. Luego deles a los grupos entre 10 y 15 minutos para trabajar en esto, y solicíteles que entreguen a la clase de nuevo el reporte para saber de qué manera utilizaron el condicionamiento operante y manipularon el entorno para hacerle "ingeniería" a la personalidad del niño. Haga preguntas a la clase con relación al grado en que piensan que estos principios por sí solos podrían moldear la personalidad y qué problemas podrían prever con estrategia. Mezclar las características de personalidad "negativas" y "positivas" creará una oportunidad para discutir la noción que afirmarían Skinner y Watson en el sentido en que ambos fueron desarrollados en la misma forma -a través del refuerzo y la modificación del entorno. He escuchado qué es el ello, el yo, y el superyó, pero siempre me olvido cuál es cuál Haga que tres grupos de voluntarios vayan al frente de la clase y asígnele a cada grupo el rol del ello, el yo y el superyó del profesor. Presénteles una situación que incluya un conflicto intrapsíquico (por ejemplo, el profesor está hambriento y está caminando por la sección de golosinas del mercado). Deles unos pocos minutos para establecer la estrategia de su grupo -qué "dirían" el yo, el ello, y el superyó en esta situación (por ejemplo, el ello: "qué importa si no has pagado, ¡¡¡yo quiero el chocolate ahora!!!"; el superyó: "¡deberías avergonzarte de siquiera pensar en comerte el chocolate sin pagarlo primero! Además, ¡no es bueno para ti!"; y el yo: "cómete el chocolate ahora, pero conserva el empaque en el carrito y lo pagaremos al salir") y permítales hacer el juego de roles para la clase. Algunas variaciones incluyen hacer que los estudiantes coloquen los grupos a diversas distancias del profesor para reflexionar qué tan consciente es cada componente según Freud. También, la clase puede votar cuál grupo fue el que más "se hizo sentir" y discutir qué dice esto sobre la personalidad del profesor. Por ejemplo, si el grupo del ello fue el más vocal, esto podría sugerir que el profesor tiene poco control y es autoindulgente. Otra opción es involucrarlos a todos en juegos de roles dividiendo la clase en tríadas y presentando cada triada con un escenario de conflicto. Adicionalmente, los estudiantes podrían tomar el turno para actuar cada rol. Entonces lo que usted quiere decir es… La conceptualización de la empatía propuesta por Carl Rogers implica escuchar a otra persona sin juzgarla y demostrar la comprensión de las emociones correspondientes. Si bien al pedir que levanten la mano seguramente muchos estudiantes se consideran a sí mismos como escuchas empáticos, esta actividad demuestra que lo que ellos consideran una buena escucha podría no ser consistente con la noción de Rogers sobre la escucha empática. Divida la clase en grupos y pídales que discutan un asunto que genere opiniones fuertes (por ejemplo, el control de armas). Luego de unos pocos minutos, detenga la discusión y pregunte a los estudiantes si sintieron que los otros en el grupo realmente les estaban escuchando. Continúe preguntando qué comportamientos verbales y no verbales les hicieron sentir que no estaban siendo escuchados. Pregunte a los estudiantes qué pasaba por sus mentes mientras hablaba su compañero. Es muy probable que admitan que sólo estaban formulando refutaciones -y no escuchando con atención- mientras que los otros hablaban. Luego de describir la noción de empatía de Rogers, permita a los estudiantes que regresen a sus discusiones (o seleccione un nuevo tema) con la siguiente instrucción (Rogers, 1961): cada persona podrá hablar solamente luego de resumir las ideas y sentimientos de su interlocutor con precisión y hasta que este quede satisfecho. Permita que esta discusión continúe por unos pocos minutos. Luego discuta con la clase cómo esta discusión fue diferente de la primera y qué es lo que hace que una verdadera escucha empática sea algo desafiante. ¿Qué es el análisis factorial? ¿De dónde provienen las teorías de los rasgos de personalidad? Llene una pecera con ítems de un cuestionario hipotético (por ejemplo, me aburro con facilidad) o ítems de una medida de personalidad establecida por análisis factorial. Pase el recipiente por el salón y permita que cada estudiante seleccione un ítem. Luego permita que los estudiantes se muevan por el salón formando grupos con otros estudiantes con quienes piensan que tienen ítems relacionados con los propios. Una vez que se han formado los grupos, haga que cada grupo llegue a un consenso sobre una etiqueta apropiada para su grupo -una de la que sientan que refleja el tema de sus ítems. Mientras que los estudiantes todavía están en grupos, discuta el proceso del análisis factorial. Enfatice cómo el número de ítems en la pecera ahora se ha reducido a un pequeño número de "factores". Incluya algunos ítems de clave inversa de tal manera que los estudiantes experimenten la idea de que algunos ítems podrían estar negativamente relacionados con otros en un factor particular. He utilizado esta actividad en teorías de la personalidad cuando abordo el desarrollo de las teorías de rasgos. También podría ser relevante en una clase de tests y medidas. Si usted utiliza ítems de una escala establecida, podría comparar el factor de solución de la clase con el de la escala original. Coloca el pie izquierdo en… En mi curso de teorías de la personalidad, abordo la teoría del aprendizaje social inmediatamente luego de cubrir las teorías de rasgo. Cuando estamos en las teorías de rasgo pido a los estudiantes que completen la versión web IPIP del NEO-PI-R e imprimo sus resultados. Les pido que mantengan estos resultados con ellos durante las próximas clases. Luego de cubrir la teoría de los rasgos, pero antes de introducir la teoría del aprendizaje social, invito a los estudiantes al frente de la clase para que bailen el Hokey Pokey[ii] (hasta el momento nadie se ha molestado conmigo por ello). Coloco la canción y luego bailo enfrente de la clase el Hokey Pokey. Luego, les pido que revisen los resultados del NEO y levanten sus manos si el puntaje de extraversión fue alto -típicamente una porción significativa de la clase. Les pregunto por qué no se unieron a mí al frente de la clase para bailar, como sugerirían los puntajes que obtuvieron. Expresan una variedad de razones que usualmente incluye sentirse avergonzados en la situación. Señalo que mi puntaje de extraversión en el NEO es bajo y que esto sugeriría que no bailaría el Hokey-Pokey enfrente de la clase. Utilice esto como una manera para introducir la crítica de Mischel a la teoría de rasgos -principalmente que los rasgos no siempre predicen el comportamiento y que factores situacionales influencian tanto el comportamiento como la expresión de los rasgos.

Carreras en psicología

Usted será el juez Como actividad en un curso de carreras en psicología, recopile las hojas de vida de los estudiantes y distribúyalas al azar en la clase. Haga que los estudiantes revisen anónimamente unas pocas hojas de vida y completen una hoja de revisión que les pide que critiquen cada una como si fuese un director de personal tomando una decisión -basándose sólo en la hoja de vida- sobre si deberían entrevistar o no al estudiante. Entre otras cosas, los estudiantes pueden evaluar qué tan bien organizada y escrita está la hoja de vida, anotar problemas de formato, e indicar lo que más les gusta sobre la misma así como qué podría mejorarla. Si usted está enseñando una clase con estudiantes avanzados que están inscribiéndose en programas de posgrado, podría enfocar la actividad hacia ese proceso.

Desarrollo infantil

¿Qué hay en un juego? Para que los estudiantes piensen acerca de las habilidades cognitivas que caracterizan diversas etapas del desarrollo del niño, traiga un surtido de rompecabezas y juegos de niños con los rangos de edad ocultos. Si el juego no es familiar para la clase describa el formato y los objetivos del mismo. Pregunte a la clase cuál podría ser el rango apropiado de edad para el juego y por qué piensan que es el rango apropiado. Adicionalmente, solicíteles que indiquen qué habilidades requiere el niño para el juego (por ejemplo, leer, solución lógica de problemas, cooperación). Para hacer la actividad más divertida, puede solicitar voluntarios que demuestren algunos de los juegos al frente de la clase.

Psicología de lo anormal

Imagine que ha sido diagnosticado… Una de mis metas al enseñar psicología de lo anormal es hacer que los estudiantes reflexionen sobre la experiencia personal de la enfermedad mental. Una actividad temprana que utilizo incluye distribuir al azar documentos que indican que cada estudiante acaba de ser diagnosticado con un trastorno particular (por ejemplo, esquizofrenia, depresión mayor, trastorno de ansiedad generalizado, anorexia, trastorno de personalidad antisocial). Cada estudiante responde por escrito una serie de preguntas sobre qué tipo de síntomas piensan que podrían experimentar, qué creen que implica padecer ese trastorno, y de qué manera los amigos y la familia podrían reaccionar hacia ellos una vez que han sido diagnosticados. En la clase siguiente, los estudiantes encontrarán otros estudiantes "diagnosticados" con el mismo trastorno y discutirán sus respuestas (con la salvedad de que no deben revelar información que los haga sentir incómodos). Los grupos luego reportarán a la clase qué tipo de síntomas piensan que conlleva el trastorno y de qué manera este trastorno podría tener un impacto en la vida de la persona. Esto también puede servir para aclarar malentendidos, proveer información sobre trastornos, y tener una vista previa del material que será cubierto en el curso. Trastorno de identidad de género Utilizar grupos pequeños para discutir temas puede ser particularmente útil cuando se abordan temáticas que suelen generar opiniones fuertes. Por ejemplo, una actividad que he utilizado cuando discuto los problemas de género incluye presentar pequeños grupos con frases similares a las siguientes: A su sobrina de cinco años le gusta vestirse con la ropa de su padre y actuar como él. ¿Es este un problema? ¿Por qué sí o por qué no? A su sobrino de cinco años le gusta vestirse con la ropa de su madre y actuar como ella. ¿Es este un problema? ¿Por qué sí o por qué no? Se pueden crear frases adicionales de acuerdo con las etapas del niño. Luego de que los grupos discutan brevemente su afirmación, incluya a toda la clase en la discusión. Es probable que surjan escenarios en los cuales el "sobrino" sea visto como más problemático que la "sobrina". Pedir a los estudiantes que expliquen específicamente por qué consideran el comportamiento como problemático los estimula a pensar críticamente sobre la construcción social del género así como en sus propios prejuicios y asunciones sobre este. También provee la oportunidad para aclarar malentendidos. Por ejemplo, los estudiantes con frecuencia confunden la orientación sexual con la identidad de género (puede que digan, el sobrino debe ser homosexual) y esta actividad facilita la aclaración de que la orientación sexual y la identidad de género son dos conceptos distintos.

Psicología fisiológica

El Oscar para el mejor neurotransmisor en un papel dramático es para… Al enseñar a los estudiantes sobre neurotransmisores, desarrolle pequeños guiones que incluyan a los estudiantes actuando los roles de neurotransmisores, enzimas, y medicamentos psicotrópicos. Utilizar un diálogo ficticio en un guión puede hacer esto más divertido. Por ejemplo, un estudiante en un lado del salón podría ser la neurona emisora mientras que un estudiante del otro lado actúa como la neurona receptora. Un estudiante que actúa como el potencial de acción entrega un mensaje urgente (por ejemplo, un sobre), el cual la neurona emisora lee en voz alta. El mensaje dice que es tiempo para que sus neurotransmisores dejen el hogar y vayan a la sinapsis (neurona emisora: "¡Oh! No puedo creer que ya es hora de dejar ir a mis neurotransmisores a la sinapsis. Parece que fue ayer cuando eran apenas aminoácidos"). Varios estudiantes pueden actuar como neurotransmisores (por ejemplo, serotonina) que salen a la "sinapsis" -el espacio entre las neuronas voluntarias- y encuentran la neurona receptora (por ejemplo, un estudiante del otro lado del salón). Cada neurotransmisor da a la neurona emisora un mensaje (por ejemplo, un papel con la palabra "¡Fuego!" escrita). Eventualmente, la neurona emisora llama a casa a sus neurotransmisores (por ejemplo, neurona emisora: "¡Sara! ¡Tony! ¡Es hora de regresar a casa!"), y ellos regresan (por ejemplo, reabsorción). Estos guiones también pueden ser utilizados para demostrar cómo funcionan los medicamentos psicotrópicos. Por ejemplo, los estudiantes que tendrían el rol del Lexapro podrían bloquear la reabsorción de serotonina, sosteniendo signos de PARE e insistiendo en que los neurotransmisores serotonina no deberían regresar hasta que se hayan presentado ellos mismos a la neurona receptora (por ejemplo, un apretón de manos con el voluntario "neurona receptora"). Para incluir a todos los estudiantes en los juegos, el instructor podría dividir la clase en grupos y convertir esto en un concurso, permitiendo a la clase votar cuál grupo obtiene el Oscar por la mejor caracterización. Este es sólo un puñado de actividades de aprendizaje activo -existen innumerables maneras de incorporar el aprendizaje activo en las clases de psicología. Un deseo de experimentar, una pecera, y un poco de diversión pueden mezclarse para motivar activamente a los estudiantes en su aprendizaje, hacer que la información sea memorable, ayudarles a realizar conexiones significativas, y emocionarlos sobre el campo de la psicología. En cualquier caso…

Referencias y recursos

Benjamin, L.T., & Lowman, K.D. (Eds.). (1981). Activities handbook for the teaching of psychology (Vol. 1). Washington, DC: American Psychological Association. Benjamin, L.T., Nodine, B.F., Ernst, R.M., & Broeker, C.B. (Eds.). (1999). Activities handbook for the teaching of psychology (Vol. 4). Washington, DC: American Psychological Association. Bonwell, C.C., & Eison, J.A. (1991). Active learning: Creating excitement in the classroom (ASHE-ERIC Higher Education Report No. 1). Washington, DC: George Washington University, School of Education and Human Development. Hamilton, S.B. (1985). The colossal neuron: Acting out physiological psychology. Teaching of Psychology, 12, 153-156. International item pool representation of the NEO-PI-R. Retrieved April 2, 2008, from http://www.personal.psu.edu/j5j/IPIP/ Makosky, V.P., Sileo, C.C., & Whittemore, L.G. (Eds.). (1990). Activities handbook for the teaching of psychology (Vol. 3). Washington, DC: American Psychological Association. Makosky, V.P., Whittemore, L.G., & Rogers, A.M. (Eds.). (1988). Activities handbook for the teaching of psychology (Vol. 2). Washington, DC: American Psychological Association. Meyers, C., & Jones, T.B. (1993). Promoting active learning: Strategies for the college classroom. San Francisco, CA: Jossey-Bass. Miserandino, M. (1999). Those who can do: Implementing active learning. In B. Perlman, L.I. McCann, & S. McFadden (Eds.), Lessons learned (Vol. 1): Practical advice for the teaching of psychology (pg. 109–114). Washington, DC: Association for Psychological Science. Perlman, B., McCann, L.I., & McFadden, S. (Eds.). (1991, 2004, 2008). Lessons learned: Practical advice for the teaching of psychology (Vols. 1-3). Washington, DC: Association for Psychological Science. Reardon, R., Durso, F.T., & Wilson, D.A. (1994). Neural coding and synaptic transmission: Participation exercises for introductory psychology. Teaching of Psychology, 21, 96-99. Rogers, C.R. (1961). On becoming a person: A therapist’s view of psychotherapy. New York: Houghton-Mifflin. Segrist, D.J. (in press). What’s going on in your professor’s head? Demonstrating the id, ego, and superego. Teaching of Psychology. Segrist, D.J., & Pawlow, L.A. (2007). The mixer: Introducing the concept of factor analysis. Teaching of Psychology, 34, 121-123. Silberman, M. (1996). Active learning: 101 strategies to teach any subject. Needham Heights, MA: Allyn & Bacon. Sutherland, T.E., & Bonwell, C.C. (1996). Using active learning in college classes: A range of options for faculty. San Francisco, CA: Jossey-Bass. Watson, J.B. (1924/1930). Behaviorism. New York: Norton. Solución al jeroglífico: Acabo de participar en el aprendizaje activo (solo tiene sentido en inglés: I just participated in active learning). Sobre el autor: Dan Segrist recibió su doctorado en Psicología Clínica en el año 2000. Es profesor asistente en el Departamento de Psicología de la Universidad del Sur de Illinois en Edwardsville y enseña cursos tanto en pregrado como en posgrado. Sus intereses académicos principales incluyen los comportamientos adictivos y la enseñanza de la psicología. Por favor envíen de comentarios o inquietudes a Dan Segrist, PhD, Department of Psychology, Alumni Hall, Southern Illinois University Edwardsville, Edwardsvill, IL, 62026; teléfono: (618) 650 3159; correo electrónico: dsegris@siue.edu
[i] Nota del Traductor 1: El Diccionario de Psicología de la APA (2007) define el ‘aprendizaje activo’ como: 1. El aprendizaje que acurre a través de la ejecución activa de una tarea o de una operación cognitiva.  2. La búsqueda activa de nueva información, más que ser simplemente un receptor pasivo de una experiencia de aprendizaje.  Los aprendices activos establecen metas, seleccionan estrategias, reconocen cuando han aprendido, y trabajan con otros para continuar el aprendizaje [Traducido de: APA. (2007).  Dictionary of Psychology.  Washington, DC, EEUU: APA]. [ii] Nota del Traductor 2: Hokey-Pokey es una canción infantil donde se hace una pequeña coreografía.  Es posible ver varios ejemplos en YouTube. La actividad titulada “Coloca el pie izquierdo en…” se refiere a esta canción y coreografía.
Observer Vol.21, No.11 December, 2008

Leave a comment below and continue the conversation.

Comments

Leave a comment.

Comments go live after a short delay. Thank you for contributing.

(required)

(required)