Haga de la enseñanza y de su vida algo más placentero

Traducción de: Alejandro Franco (APS Member, Northern Catholic University)
Correo: alejandro.franco.j@gmail.com
Este trabajo es horrible; la carga de trabajo es insoportable, hay demasiados estudiantes, y no hay suficientes horas en el día para hacer todas las cosas que necesito hacer. ¡Estoy tan cansado y exhausto que difícilmente puedo levantarme para ir al trabajo en las mañanas! Alguna vez ha escuchado a alguien decir algo parecido a lo anterior, o peor aún, ¿lo ha dicho usted mismo? Bien, somos empleados del gobierno y estamos aquí para ayudarles. Existen pasos que puede realizar para hacer de su trabajo algo más satisfactorio y de su vida algo más placentero. Parece como si a lo largo de los años muchos profesores hicieran más o menos lo mismo semestre tras semestre mientras al mismo tiempo reciben responsabilidades adicionales -una receta para el estrés y la infelicidad. Estamos familiarizados con las condiciones de la academia que ayudan a succionar el placer y el significado de nuestras vidas: cosas tales como enseñar las mismas clases una y otra vez, demasiados estudiantes con necesidades particulares, demasiado trabajo de Comité, recursos insuficientes, montañas de trabajo pendiente, y las presiones del tiempo y los plazos. No podemos resolver todos sus problemas, pero tenemos algunas sugerencias acumuladas que surgen de alrededor de 75 años de enseñanza (combinados), y esperamos que algunas de estas le ayudarán a incrementar su satisfacción tanto en la vida como en la academia, de tal forma que tenga más para ofrecer a su enseñanza y a los estudiantes.

Intente un nuevo enfoque para su enseñanza.

Enseñar la misma clase o clases puede convertirse en algo repetitivo, incluso si le gusta el tema. Si esto le está ocurriendo, usted podría simplemente aguantar, tratando de dar lo mejor de sí de la misma forma. Sin embargo, para hacer el próximo semestre más disfrutable, usted podría intentar una de las siguientes ideas. Incluya en cada período de clase algo que sea divertido para usted y los estudiantes. Doug Bernstein (2005) dice que cuando él está listo para hablar sobre la obediencia a la autoridad, pide a los estudiantes que le den una ovación espectacular, y hace que repitan el intento hasta que obtiene una respuesta suficientemente gratificante, y utiliza esta actividad como ejemplo para el tema. Eso satisface nuestra definición de diversión. El uso de caricaturas o diversos tipos de trabajo de aprendizaje activo también debería funcionar. Experimente la vida como estudiante Asista a una clase o presentación sobre un tema del cual sabe poco y tome notas como si tuviese un examen el día siguiente, o trate de resolver una de las tareas que usted ha colocado a sus estudiantes. Esto debería refrescar su memoria sobre cómo es la vida del otro lado, y como resultado usted podría determinar que tal vez sea mejor escribir más en el tablero, hablar más despacio, o enfatizar los principales puntos. Reorganice su cronograma de enseñanza Enseñar en diferentes momentos del día o cambiar a períodos de clase más extensos o más cortos, o realizar una clase por la noche, son formas simples de añadir variedad a su vida. Cambie sus tareas Pida a los estudiantes que realicen una exposición o se comprometan en un trabajo grupal, o pídales que escriban ensayos en temas nuevos o diferentes. Cambie su modo de dar la clase Cambie las proporciones de las presentaciones de Power Point, retroproyector, clases magistrales, o discusiones en cada período de clase, o intente un día sin apoyo de la tecnología, solo clase magistral.  Muévase más alrededor de la clase y diríjase a los estudiantes desde diferentes lugares, o cambie la manera en que usted enseña un tema particular. Usted también podría:
  • Pedirle a los estudiantes que realimenten su enseñanza;
  • Revisar el programa del curso de otros profesores que han enseñado el mismo;
  • Invitar un conferencista a su clase, o ser voluntario para lo mismo en la clase de un colega;
  • Asistir a una conferencia de enseñanza, o leer algunos libros o revistas sobre enseñanza;
  • Enseñar la clase en conjunto con un colega;
  • Enseñar un nuevo curso;
  • Intentar un viaje de campo;
  • Hacer que sus estudiantes se involucren en el aprendizaje medio del servicio;
  • Enseñar una clase en línea;
  • Cambiar el libro de texto;
  • Mantener un diario de enseñanza.

Aproveche las nuevas oportunidades

Si usted está en la rutina, existen muchas alternativas que podría considerar por fuera de la clase para añadir algo nuevo y diferente a su vida académica. Tome un año sabático o asista a un curso corto interesante Los años sabáticos son un método ensayado y probado para alejarse de la rutina normal, completando una investigación o reentrenándose y recargando sus baterías. Asistir a un curso en el que siempre ha estado interesado es otra opción. El Dr. McCann ha encontrado que el programa Chautauqua de cursos cortos realizados por la Fundación Nacional de Ciencia es una forma placentera de leer y aprender nuevas cosas que pueden mejorar su enseñanza. Considere inscribirse para calificar exámenes de ubicación psicológica avanzada. Si bien la calificación de ensayos no suena interesante o estimulante, lo es –aunque no lo crea. Colabore con colegas en un proyecto de investigación Tener dos o más personas involucradas en las mismas actividades de investigación puede hacer el trabajo más fácil, mejor, y más interesante. Sabemos por experiencia que dos cabezas son mejor que una y que trabajar con alguien mejorará sus diseños experimentales, lo estimulará a realizar el trabajo que debe hacer porque el otro espera que así sea, y le sugerirá nuevas variables a considerar. Asista a conferencias Asistir a una conferencia puede ser útil para sugerirle nuevas ideas de enseñanza o investigación. Considere asistir a presentaciones sobre áreas que normalmente evitaría, o ir a una conferencia a la cual nunca había asistido. Algunos años atrás decidimos ir a una conferencia sobre enseñanza en vez de ir a otras actividades más orientadas hacia la investigación que normalmente visitábamos. Nuestras vidas no han sido las mismas desde entonces. Usted podría también:
  • Intercambiar temporalmente roles con alguien de otra Universidad;
  • Buscar nuevas tareas de comité o administrativas;
  • Intentar una nueva área de investigación;
  • Ser más activo en una organización profesional o nacional;
  • Involucrarse más con su comunidad.

Cuídese más

La enseñanza puede consumir porciones cada vez mayores de nuestras vidas, con frecuencia hasta el punto en que no encontramos tiempo suficiente para cuidarnos como deberíamos. Si usted se cuida a sí mismo, su mente trabajará mejor y más eficientemente, y podrá hacer más trabajo en menos tiempo. Haga ejercicio regularmente Tuvimos un decano que aparecía en el gimnasio por las noches prácticamente todos los días, incluso teniendo responsabilidades y reuniones sin fin. Cuando le preguntamos cómo hacía para hacer ejercicio de manera tan consistente, él dijo, "el ejercicio es lo primero que coloco en mi agenda". Este es casi el mejor consejo que uno podría recibir sobre cómo disponer de tiempo para una actividad comprobada para reducir el estrés, mejorar casi todos los aspectos de la salud, y crear más energía para nuestras otras tareas diarias. Duerma lo suficiente Esto es más fácil de decir que de hacer. Sin embargo, los expertos de la salud están comenzando a decir que el sueño es tan importante para la salud como el ejercicio para la dieta. Las investigaciones actuales sugieren que el sueño insuficiente reduce la eficiencia cognitiva. Escuchamos una conferencia donde los conferencistas sostenían que dormir lo suficiente incrementa su eficiencia y precisión tanto que usted puede hacer más en menos tiempo, y se puede hacer en una jornada más corta como mínimo lo que usted podría hacer en un día de trabajo más extenso luego de tener sueño insuficiente. Como bonificación adicional, se sentirá mucho mejor. Reduzca el trabajo que lleva a casa Trabajar en casa calificando trabajos, creando las clases magistrales, escribiendo artículos, o haciendo trabajo de comité hace que usted sienta (correctamente) que su trabajo está absorbiendo su vida. Reestructurar su día y permitirse algún tiempo para trabajar con su oficina a puerta cerrada reducirá el trabajo que usted lleva a casa y le ayudará separar la "vida" del trabajo. Disfrute sus logros Dese una palmada a sí mismo en la espalda cuando complete una tarea, organice su escritorio, o logre algo significativo. Tómese un minuto para relajarse y disfrutar los sentimientos placenteros que merece. Podría incluso  recompensarse a sí mismo con un pequeño descanso, caminata, o visitar un colega. Otra idea es desarrollar metas específicas a corto y a largo plazo para las cosas que usted quiere lograr en su carrera y vida. Escápese por completo Destine tiempo para una lectura agradable, un juego, una película, un concierto, practicar un deporte o un hobby. Unas vacaciones o simplemente un corto paseo pueden darle un cambio de entorno y relajación. Incluso una caminata ocasional alrededor de la Universidad podría aclarar su mente. Algunas personas recomiendan un real descanso, logrando un momento para hacer absolutamente nada. Invierta más tiempo con personas Cree una red de personas con intereses similares de enseñanza e investigación, con quienes usted simplemente disfrutaría invertir unos momentos.  Tener alguien con quien hablar, con quien discutir sus intereses comunes, tiene una variedad de beneficios, incluyendo acceder a nuevas ideas y recomendaciones útiles, la evaluación de su propio trabajo y planes, y una oportunidad para relajarse y escapar de la rutina normal. Prográmese con tiempo para ver amigos con más frecuencia –tal vez un almuerzo semanal. Propóngase conocer nuevos profesores dentro y fuera de su departamento. Mejore su entorno de trabajo Minimice el desorden. Un ambiente de trabajo desorganizado o caótico hace que las tareas parezcan más numerosas y añade dificultad para hacerlas eficientemente. Si bien algunas de las siguientes parecen no valer la pena, recuerde que estamos buscando eficiencia a largo plazo, no una solución inmediata para el problema del día.
  • Limpie su oficina;
  • Organice su escritorio al final de cada día;
  • Que las pequeñas cosas salgan de su lista de pendientes tan pronto como sea posible;
  • Realice la tarea menos placentera de su lista de pendientes primero;
  • No aplace;
  • Concéntrese en lo que esté haciendo y no realice varias tareas a la vez;
  • Vacíe la papelera de reciclaje y remueva los archivos inservibles de su computador;
  • Lea los correos solamente una o dos veces por día;
  • Tómese el tiempo para hacerlo bien;
  • Planee con tiempo. Revise para ver lo que está próximo en su calendario y en sus clases para la próxima semana o dos, y evite el apuro de tener que realizar tareas en el último minuto.
Diga no con mayor frecuencia Los académicos reciben muchas solicitudes para apoyar comités, aconsejar proyectos de estudio independiente en áreas que no interesan mucho, y asistir a funciones sociales. Una solución ideal e inalcanzable sería tratar de sólo hacer las cosas que le gustan. No pudiendo hacer esto, puede al menos tratar de reducir el número de actividades en las cuales usted realmente no quiere involucrarse. Mejore su oficina Invierta algún tiempo y un poco de dinero para hacer el lugar más placentero. Una pequeña grabadora, una luz tenue de una nueva lámpara, una alfombra agradable, y una silla confortable pueden hacer su oficina mucho más placentera y más acogedora para los estudiantes. Contrate la ayuda de los estudiantes Como probablemente recuerda con una claridad dolorosa, los estudiantes con frecuencia trabajan por una recompensa mínima. Si usted puede costearlo, contrate un estudiante unas pocas horas a la semana para hacer labores de archivo, organización, o realizar tareas sencillas rutinarias que liberen tiempo para las tareas más importantes.

Minimice las experiencias negativas

Evite las personas negativas Evite el contacto constante con las personas que no están contentas. Los expertos en recreación pueden tener un valor de entretenimiento, pero ellos mantienen su atención enfocada al lado negativo de la vida y a la interpretación negativa de cada evento. Igualmente, minimice el contacto con las personas que le molestan. La vida es demasiado corta como para fomentar esta forma de tortura. Aprenda cómo funciona el sistema Cuando se requiere interactuar con el lado oscuro de la fuerza (administración), los profesores terminan en el archivo rojo. La próxima vez que necesite navegar en esta área pregunte a un administrador sabio de gran experiencia por consejos sobre cómo proceder efectiva y eficientemente. Con el tiempo, si usted toma algunos de estos consejos y se pasea por el campus un poco más, se familiarizará con el sistema, y ahorrará mucho tiempo y molestias. Aprender cómo funciona el sistema no es una pérdida de tiempo. Ahorre sus balas de plata Hay cosas que podrían cambiarse con diversos grados de esfuerzo. Escoja sus batallas, e invierta tiempo sólo en las cuestiones importantes. Cargar cada molino de viento a la vista tomará mucho tiempo y energía emocional, genera stress e infelicidad, y afectará su credibilidad para cuando tenga una queja legítima. No se preocupe por las cosas que no puede cambiar Existen irritaciones ocasionales en la vida académica (créalo o no) y abocarse en estas estupideces sean importantes o menores no mejorará su salud mental. Si usted no puede cambiar algo, quedarse molesto no es una buena solución. No trate de resolver cada problema usted mismo; llame la atención hacia esto y si nada sucede no se quede estancado en eso. Algunas cosas simplemente hay que tolerarlas, idealmente con una buena dosis de humor, perplejidad o sarcasmo. Recuerde que los administradores y las reglas vienen y van; esto, también, debería pasar con el tiempo.

Conclusión

No se limite a sentarse ahí -tome mayor control de su vida académica y sus alrededores, y haga de su vida y su trabajo algo más satisfactorio. No hay nada mejor que un trabajo que se disfruta haciéndolo. La mayoría de los profesores se dedican a enseñar porque les encanta. Haga lo que sea necesario para sostenerlo de esa manera, y que los años restantes de su vida profesional sean tan satisfactorios como sea posible.

Lecturas y referencias recomendadas.

  • Baker, E. K. (2004). Caring for ourselves as psychologists. Retrieved September 21, 2004, from
  • Bernstein, D. A. (2005). Was it good for you, too?: Keeping teaching exciting for us and for them. In B. Perlman, L. I. McCann, & W. Buskist. (Eds.), Voices of experience: Memorable talks from the National Institute on the Teaching of Psychology. (pp. 111-118). Washington, DC: American Psychological Society.
  • Lloyd, M. A. (1999). As time goes by: Maintaining vitality in the classroom. In B. Perlman, L. I. McCann, & S. H. McFadden, (Eds.), Lessons Learned: Practical advice for the teaching of psychology. (pp. 7-10). Washington, DC: American Psychological Society.
Lee I. McCann es profesor de psicología en la Universidad de Wisconsin Oshkosk; y miembro de la Asociación Psicológica Americana y la Sociedad para la Enseñanza de la Psicología.  Es coautor (con Baron Perlman) de Reclutando Buenos Profesores Universitarios: Consejos Prácticos para una Búsqueda Exitosa; coeditor (con Baron Perlman y Susan McFadden) de la columna de Tips de Enseñanza en el Observador de la APS, disponible en formato libro "Lecciones Aprendidas: Consejos prácticos para la Enseñanza de la Psicología" volúmenes 1 y 2; y coeditor (con Baron Perlman y Willam Buskist) de Voces de la Experiencia: Charlas Memorables Del Instituto Nacional para la Enseñanza de la Psicología. Baron Perlman es un brillante Profesor Universitario, facilitador distinguido en el Departamento de Psicología en la Universidad de Wisconsin Oshkosh, y es miembro de la Sociedad para la Enseñanza de la Psicología de la Asociación Psicológica Americana.  También es un editor experimentado de los Tips de Enseñanza del Observador de la APS, disponible en formato libro: Lecciones Aprendidas: Consejos prácticos para la Enseñanza de la Psicología, volúmenes 1 y 2.
Observer Vol.19, No.6 June, 2006

Leave a comment below and continue the conversation.

Comments

Leave a comment.

Comments go live after a short delay. Thank you for contributing.

(required)

(required)