Motivando a los estudiantes con humor

Traducción de: Alejandro Franco (APS Member, Northern Catholic University)
Correo: alejandro.franco.j@gmail.com
Le gustaba que lo llamaran ‘Lonchera’ en vez de por su nombre real. Cuando terminaba de escribir algo en el tablero, una vez me volteaba usualmente lo veía haciéndole un comentario a un compañero con una sonrisa maliciosa en su rostro. Lonchera estaba inscrito en un curso vacacional que se reunía cinco veces a la semana durante tres horas con una pausa en el medio. Poco después de iniciada una semana en la clase me di cuenta que no estaban los marcadores ni el borrador. Calmadamente pregunté a la clase, "¿sabe alguien dónde están los marcadores y el borrador?" Al comienzo nadie dijo una palabra, pero había unas pocas risas y algunas miradas ansiosas. Lonchera, sonriendo como el gato que se comió el canario, dijo, "oh, todavía están aquí. Sólo necesita encontrarlos". ¿Qué haría usted en esta situación? Estaba frustrado y podía fácilmente entender cómo un instructor podría enfurecerse y solicitar la localización de los implementos inmediatamente. De suerte para mí, acabábamos de tratar el tema del aprendizaje, y tomé esta oportunidad para hacer una variación del moldeamiento. Pedí a los estudiantes que dijeran "caliente" o "frío" mientras me movía más cerca o más lejos de los elementos. Los estudiantes comenzaron a reír y la tensión se rompió. Eventualmente me llevaron hasta los objetos que estaban en un cajón por debajo del proyector de acetatos. Cuando los tomé, la clase entró en júbilo y aplaudió. La discusión que siguió fue fantástica. Hablamos sobre qué tan difícil podía ser el moldeamiento. Los ejemplos iban desde el entrenamiento de animales hasta el tratamiento de individuos con trastornos. Esa tarde recibí un correo electrónico de Lonchera. Se disculpaba por lo que había "parecido una idea divertida en el momento". También escribió, "fue estupendo como usted convirtió la cosa dada de caliente - frio en una lección". Su nivel de actividad y compromiso se incrementó por el resto del semestre, y tuvo un buen desempeño en las tareas y exámenes restantes. Creo que el uso del humor ocasional y pertinente puede incrementar la atención de los estudiantes y sostener el foco. Al igual que otros (Bobek, 2002; Friedman, Halpern, & Salb, 1999; McLaughlin, 2001), he encontrado que el humor puede ayudar a crear una atmósfera más abierta y ayudar al manejo de la clase. Los estudiantes afirman que retienen más información de las clases magistrales y las discusiones de clase cuando se incluye el humor (Berk, 2000), y que el humor puede reducir la ansiedad producida al tomar un test o examen breve (Berk, 2000; McMorris et al, 1997), y además, generalmente es divertido para todos los implicados, incluyendo al profesor. Defino el humor en general como un evento que suscita la risa. No se limita a los chistes o historias humorísticas sino que puede incluir elementos de utilería, juegos de palabras, historias breves, anécdotas, acertijos y caricaturas. Puede ser cualquier cosa que suscite un sentimiento positivo en los estudiantes y les haga sonreír y reír. El humor captura su atención y es memorable.

Lineamientos para enseñar con humor

El humor no debe ser doloroso o u ofensivo. El humor que promueve la enseñanza es un "humor constructivo" (Tauber & Mester, 1994, p.64) - humor que no es hostil ni ofensivo para otros. Cuando está pensando en el uso del humor, un instructor necesita considerar: "1) el tema, 2) el tono, 3) la intención, y 4) la situación, incluyendo quién lo dice y la audiencia" (Nilsen, 1994, p.930).  El humor es algo de lo cual todos deberían poder reír. El tema El sentido común y la consideración de lo que los estudiantes pueden haber experimentado pueden ayudarle a decidir qué tema de la materia se presta para un humor pertinente. He enseñado a estudiantes que luchan con trastornos de alimentación, otros que han sido acechados, estado en relaciones abusivas, sobrevivido a la violación y al incesto, forzados a tener abortos, asaltados, tenido un ser amado que muere inesperadamente, sido víctimas recuperadas de recaídas en el abuso de sustancias, y uno que murió. Existen temas que están por fuera de los límites para el humor. El tono Algunos de ustedes probablemente han escuchado a los estudiantes hablando sobre otro profesor diciendo algo como, "piensa que es gracioso(a) pero luce como un tonto(a)".  No existe una receta simple para el uso correcto del humor (si la hubiera, no habrían tantos cómicos tan malos). Sin embargo, los profesores necesitan ser conscientes de su nivel de sarcasmo puesto que demasiado sarcasmo podría desmotivar a los estudiantes al creer que el profesor es demasiado negativo. Si no pueden distinguir entre sarcasmo y seriedad, los estudiantes podrían estar confundidos u ofendidos. Un simple "muchachos, estaba siendo sarcástico", puede ayudar a crear un tono más positivo. La intención Como la mayoría de las demás cosas que hace un profesor, la intención al añadir humor es facilitar el aprendizaje. Un ejemplo de lo que no se debe hacer fue relatado por un colega: En una clase nocturna, un estudiante se durmió. El instructor le dijo al resto de la clase que  gritaran con todas sus fuerzas a la cuenta de tres. El instructor luego apagó las luces y contó hasta tres. El estudiante dormido se despertó en pánico y no podía ver nada. Aparentemente, el instructor y varios estudiantes pudieron reír bastante de la situación, pero el estudiante que se había dormido no volvió a clase. Antes de utilizar humor, es útil preguntarse, "¿este uso del humor alienará o hará sentir mal a cualquiera de mis estudiantes?". Si la respuesta es "sí", intente una estrategia diferente para llegar al punto. La situación Sea consciente de la dinámica entre su personalidad y su uso del humor, y las personalidades de sus estudiantes. Una clase nocturna puede reaccionar diferente de una clase al mediodía. Las clases de verano y los cursos vacacionales pueden ser bastante diferentes de una clase de un semestre completo. Si un instructor se siente incómodo con el uso del humor, entonces será mejor buscar una estrategia alternativa para presentar ese tema (ver Sev'er & Ungar, 1997, para discutir las consideraciones sobre el público). Eventos externos a la clase pueden también cambiar el uso del humor. Había utilizado una historia sobre un avión secuestrado en una demostración sobre la memoria similar al juego del teléfono roto durante años sin problema. Luego del 11 de septiembre, comencé a utilizar una historia diferente. Habiendo dicho todo esto... No tema ser gracioso Cuando estaba aprendiendo a enseñar en el posgrado, me dijeron que los profesores efectivos no temían hacer el ridículo frente a sus estudiantes, y yo lo creo. De hecho, el profesor que me enseñó esta lección se aseguró de que cada asistente del profesor que tuvo perdiera todo temor de sentirse abochornado. Durante mi estadía en su grupo, tuve que recrear un poco de información sobre el modelo de procesamiento de información de la memoria y correr durante una clase magistral para ir donde estaban localizadas la memoria sensorial, la de trabajo, y la de largo plazo. Otro asistente del profesor y yo tuvimos que utilizar máscaras del día de las brujas de Beavis y Butthead (de la popular serie de MTV) y sentarnos en la parte de atrás de la clase y modelar el comportamiento inapropiado de los estudiantes. También tuve que golpear un muñeco “Bobo” durante la discusión sobre el aprendizaje social. Los estudiantes con frecuencia se resisten a hacer preguntas porque temen sentirse abochornados. Si el profesor no muestra temor de que esto suceda y modela que aprender la información es lo más importante, se creará una atmósfera donde los estudiantes tomarán riesgos y se involucrarán. Las sugerencias que encontrarán más adelante en las secciones "Actúelo" y "Utilícese usted mismo como ejemplo" se relacionan directamente con este tema. Haga que el humor sea relevante El humor en la clase es más efectivo cuando se vincula con los conceptos que se están estudiando. El humor por sí solo puede hacer de usted un profesor más "buena gente" a los ojos de algunos estudiantes, pero el humor que educa le ayudará a convertirse en un profesor más efectivo para todos los estudiantes. Si una clase no está prestando atención y un profesor cuenta un chiste como, "¿sabían de la termita que entró en una taberna y lo primero que preguntó fue ‘¿dónde está la barra más sabrosa?’?". Puede que el profesor haya recuperado la atención de los estudiantes, pero no ocurrió ningún aprendizaje. Por otra parte, si un instructor cuenta un chiste y luego hace una discusión sobre el rol del procesamiento de arriba hacia abajo y el contexto en la comunicación (la barra más sabrosa puede ser la más animada, pero también la madera para comer - ¿cómo saber cuándo se trata de la una o de la otra?), entonces el humor facilitará el aprendizaje. Existe un método de tres pasos para utilizar humor relevante al contenido (Pollio, 2002; Ziv, 1988).  El instructor primero explica la información sin humor. El ejemplo humorístico, demostración o actividad se realiza luego de la explicación. Finalmente el instructor resume la información y cómo se relaciona con el evento humorístico.  Ziv (1988) encontró que este método tuvo como resultado un incremento medible en las calificaciones del examen final de sus estudiantes. Actúelo Todos los buenos profesores deben afrontar el problema de tener a su cargo contenidos importantes del curso para los cuales no existen buenos ejemplos visuales (películas, video, DVD) o de audio.  Con frecuencia se ponen de pie al frente de la clase y explican la investigación, concepto, o trastorno. Otra estrategia es motivar a los estudiantes "actuando". Cuando enseño psicopatología, algunas veces demuestro diferentes técnicas de terapia para la clase representando tanto al terapeuta como al cliente. El contenido de la demostración tal vez no sea particularmente divertido, pero ver al profesor cambiando entre las sillas y roles con frecuencia, hace que los estudiantes sonrían o rían. Un beneficio de actuar un concepto, trastorno, o aparte de una investigación es la capacidad para detenerse en cualquier momento y hacer preguntas como: "¿Qué piensa que pasará luego?" "¿Cómo piensa que responderá esta persona?" "¿Qué estaría pensando si usted fuera esa persona?". Mi experiencia es que los estudiantes están más dispuestos a arriesgarse y responder puesto que he tomado el riesgo del bochorno actuando algo, y no solamente hablando sobre ello. Utilice ejemplos de películas o programas de televisión Usted puede facilitar el aprendizaje utilizando ejemplos de películas graciosas o programas de televisión para darle vida a conceptos del curso o para preguntar a los estudiantes si el ejemplo era o no exacto, y de qué manera. Los estudiantes con frecuencia se inscriben en los cursos de psicología esperando ver clips de "Una mente maravillosa", "El silencio de los inocentes", "Alguien voló sobre el nido del cucú" y "Rainman".  ¿Por qué no mostrarles apartes de "Yo, yo mismo e Irene" (trastorno de identidad disociativo"), Monk (trastorno obsesivo-compulsivo), o "Gigolo por accidente" (narcolepsia)?  Algunas veces solamente el referirse a un programa gracioso puede recapturar la atención de los estudiantes. Por ejemplo, durante una discusión sobre las estructuras cerebrales, usted podría anotar que cualquiera que haya visto "El aguador" (una comedia de humor sobre un joven común que trabaja para el entrenador de fútbol de una Universidad como aguador y resulta ser un excelente jugador en la defensa; luego es incorporado al equipo y debe asistir a clases) debería estar familiarizado con la médula oblonga.  Si usted es capaz de decirlo como Adam Sandler, el protagonista de la película, podría tener a los estudiantes riendo intensamente. Al relacionar la información del curso con programas populares o divertidos, usted demuestra a los estudiantes que los conceptos del curso existen en el mundo en el que viven. Cuando observen estos programas más adelante, los estudiantes recordarán la información del curso y tendrán una mejor retención. También puede pedir a los estudiantes que traigan ejemplos de los conceptos que está discutiendo en clase y que ellos hayan encontrado en sus programas y películas preferidos. Intente con música Muchas clases de hoy están equipadas con computadores para presentaciones multimedia que permiten a los instructores introducir temas con música, así como apartes de películas. Elija algo inesperado o gracioso cada cierto tiempo. La mayoría de las canciones preferidas de los instructores son aquellas que sus estudiantes no conocen. A continuación una lista de la cual tal vez no hayan escuchado, pero que tal vez quisieran utilizar luego de escucharlas: Rasgos de Personalidad Sin Corrección de Robyn Hitchcock[1]; Institucionalizado de Suicidal Tendencies[2]; Paranoide de Black Sabbath[3]; El Caso Basket de Green Day[4]; Enredado de Genesis[5]; Sin AutoControl, de Peter Gabriel[6]; Su Amigo Racista de They Might Be Giants[7]. Manejo de la clase La mayoría de profesores se molestan cuando los estudiantes hablan durante la clase o su teléfono celular suena durante una clase magistral o discusión. He descubierto que utilizar el humor puede detener el comportamiento molesto mientras se mantiene una atmósfera positiva en clase. En vez de decir algo como, "existe un reglamento para nuestros estudiantes y espero que lo sigan", intente algo como, "¿quieren que escriba su(s) nombre(s) en el tablero?". Luego de hacer esta afirmación, usualmente hago una pausa y luego dijo en una voz muy seria, "¿y saben lo que ocurrirá si reciben un cheque firmado con su nombre?". He intentado algo nuevo para combatir el problema creciente de los celulares. Puesto que la mayoría de celulares suenan con una canción en vez de un timbre, puedo detener la clase y bailar hasta que apaguen el teléfono (usualmente ocurre rápido puesto que soy pésimo como bailarín y además trato de bailar disco). Este comportamiento podría no ser apropiado para usted, pero para mí, luego de un episodio bailando, los estudiantes se apresuran a advertirse entre sí cuando suena un celular, "¡apágalo rápido o comenzará a bailar de nuevo!". Un profesor que conozco ruega a los estudiantes que le permitan hablar con quien quiera que esté llamando, e incluso lo ha hecho en varias ocasiones. Tests y exámenes breves Algunos profesores no encuentran lugar para el humor en los exámenes puesto que, por ejemplo, creen que puede distraer a los estudiantes (Renner & Renner, 1999).  No soy uno de ellos. Pienso que un ítem o dos con humor pueden relajar a los estudiantes y ayudarles a aliviar la ansiedad de la prueba, así como a mejorar su desempeño (Berk, 2000; McMorris, Boothryoud, & Pietrangelo, 1997). El humor en los exámenes también puede ayudar a un profesor a evitar la activación de recuerdos perturbadores en sus estudiantes. Si bien muchos de nosotros desearíamos un examen lleno de ejemplos de la vida real, algunas veces son inapropiados. Por ejemplo, imagine que está escribiendo una pregunta de selección múltiple sobre una persona que experimenta un daño en una estructura cerebral en particular que involucra accidentes automovilísticos, asalto, o servicio militar. Claro está, cada semestre probablemente tendremos estudiantes que conocen a alguien que ha sido herido de esta forma. En cambio, ponga como ejemplo personas que experimentaron daño cerebral por cortes severos con una hoja de papel, cáscaras de banano que no fueron notadas, o juegos de Twister, esto los alejará de las situaciones más comunes. Cuando redacte ítems de examen humorísticos, limite el humor a la pregunta en sí misma, y no a las posibles respuestas. Una respuesta con humor puede ser apropiada cada cierto tiempo, pero cambiará la dificultad del ítem cuando una opción de selección múltiple es claramente inválida. El humor también puede incorporarse a los exámenes sin que algo disparatado pase en la redacción de la pregunta. Puede utilizar nombres asociados con programas de televisión familiares y películas. Pero asegúrese que el ítem todavía es significativo incluso si un estudiante no ve la conexión humorística que está planeando. Los estudiantes parecen disfrutar especialmente al ver los nombres de personajes de programas de televisión de su niñez utilizados en contextos adultos. He recibido un número de comentarios positivos sobre el siguiente ítem: Beto disfruta beber alcohol cuando observa un partido de fútbol. Oscar se inyecta heroína para escapar del basurero que considera que es su vida.  Lucas con frecuencia se siente hambriento luego de fumar marihuana.  Elmo disfruta la sensación y sentimientos de confianza que obtiene cuando aspira cocaína. ¿Quién tiene el menor potencial de riesgo para convertirse en dependiente físico de su droga? a. Beto b. Oscar c. Lucas d. Elmo Berk (2000) tiene más ideas sobre cómo construir ítems de examen humorísticos. Utilícese usted mismo como ejemplo Si usted tiene una historia graciosa que puede ayudar a explicar un concepto, cuéntela. Los estudiantes con frecuencia parecen sorprendidos de que su profesor fue alguna vez joven. Tal revelación ayudará a crear una atmósfera abierta en clase. Por ejemplo, cuando trato de explicar la dominancia visual digo a mis estudiantes sobre una broma que un amigo y yo hicimos cuando teníamos 16 años. Conducíamos en una calle de una sola vía en la ciudad como un espacio entre nosotros. Si llegábamos a un semáforo en rojo y quedaba un carro entre nosotros y no había nadie detrás, poníamos nuestros carros en reversa y los dejábamos rodar hacia atrás. Luego reíamos, puesto que el pobre conductor entre nosotros tenía que frenar de improvisto. Lo confieso, no animo a mis estudiantes para que hagan lo mismo. Les hablo sobre la "furia de la carretera", que no era un término en uso cuando estaba comenzando a conducir, si bien mi broma podría haber estimulado su desarrollo. También les animo a experimentar el efecto de la dominancia visual observando uno de nuestros shows musicales en nuestro planetario. Utilice historias y comentarios de los estudiantes Cuando un estudiante comparta una historia cómica o comentario, pregúntele si podría usarla en próximos semestres. Un ejemplo que utilizo llegó cuando el semestre estaba terminando y trataba la última sección importante, la psicología social. Cuando estaba hablando sobre la forma en que cambiar los grupos de referencia puede alterar las actitudes de una persona, un joven levantó su mano y se ofreció a sí mismo como ejemplo. Había crecido en Chicago y sus padres, amigos, y él eran todos demócratas. Cuando comenzó la Universidad, el compañero de cuarto era un joven republicano. Los estudiantes comenzaron a salir con sus compañeros de cuarto, también republicanos. Mi estudiante y sus amigos republicanos permanecieron unidos, y actualmente  incluso comparte un apartamento con dos de ellos. Como era un año de elecciones, el estudiante discutió sobre política con sus padres y hermanos cuando fue a casa para el día de acción de gracias y se encontró a sí mismo en contradicción con ellos. Su padre lo acusó de que la universidad le estaba cambiando la mente. El estudiante concluyó sonriente y diciendo, "ahora puedo ir a casa y decir a mi padre que no fue la Universidad la que me cambió -fueron mis amigos". Utilizar los ejemplos de los estudiantes puede ayudar a iniciar una clase al comienzo del semestre. Si se puede compartir una historia o dos de semestres pasados, se envía el mensaje de que es apropiado y deseable que los estudiantes interactúen y compartan en clase. Sea usted mismo Así como Robin Williams no sería tan gracioso si tratara de ser como Bob Newhart (o viceversa), se necesita encontrar una aplicación del humor que encaje con usted.  Me sorprendería si alguien leyendo esta columna piensa, "¡estoy de acuerdo con todo y voy a ensayar todas las sugerencias!". Existe una gran posibilidad de que muchos de ustedes en algún punto hayan pensado, "no me suena, eso no es para mí".  Por favor elija lo que parezca apropiado para su estilo de enseñanza.

Conclusión

“Uno de los grandes pecados de la enseñanza es ser aburrido" (Baughman, 1979, p.28).  Estoy de acuerdo con Tauber y Mester (1994), quienes también citan esta frase, de que los profesores deben ir más allá de simplemente explicar la información para llegar a sus estudiantes. El uso efectivo del humor puede ayudar a los profesores a motivar a los estudiantes y establecer rapport con ellos, manteniendo su atención, creando una atmósfera abierta en clase, e incluso aliviando la tensión durante los exámenes. Usted podrá ser un profesor menos distante y tener una mejor conexión con los estudiantes, así como administrar más efectivamente la clase. Con suerte, los estudiantes tendrán una opinión más positiva tanto de la clase como del material del curso. Como cualquier técnica de enseñanza, el humor debe utilizarse con moderación. No todos los ítems del examen necesitan ser divertidos, y no todos los ejemplos deben hacer que su clase ría. Usted quiere enseñar bien, no hacer una rutina para un programa de humor.

Lecturas y referencias recomendadas

Baughman, M.D. (1979). Teaching with humor: A performing art. Contemporary Education, 51, 26-30. Berk, R.A. (2000). Does humor in course tests reduce anxiety and improve performance? College Teaching, 48, 151-58. Bobek, B.L. (2002). Teacher resiliency: A key to career longevity. Clearing House, 75, 202-205. Friedman, H.H., Halpern, N., & Salb, D. (1999). Teaching statistics using humorous anecdotes. Mathematics Teacher, 92, 305-308. McLaughlin, K. (2001). The lighter side of learning. Training, 38, 48-52. McMorris, R.F., Boothroyd, R.A., & Pietrangelo, D .J. (1997). Humor in educational testing: A review and discussion. Applied Measurement in Education, 10, 269-297. Nilsen, A.P. (1994). In defense of humor. College English, 56, 928-933. Pollio, H.R. (2002). Humor and college teaching. In S. F. Davis and W. Buskist (Eds.), The teaching of psychology: Essays in honor of Wilbert J. McKeachie and Charles L. Brewer (pp. 60-80). Mahwah, NJ: Lawrence Erlbaum. Renner, C.H., & Renner, M. J. (1999). How to create a good exam. In B.Perlman, L.I. McCann, and S.H. McFadden (Eds.), Lessons learned: Practical advice for the teaching of psychology (pp. 43-47). Washington, DC: American Psychological Society. Sev'er, A., & Ungar, S. (1997). No laughing matter: Boundaries of gender-based humour in the classroom. Journal of Higher Education, 68, 87-105. Tauber, R.T. & Mester, C.S. (1994). Acting lessons for teachers. Westport, CN: Praeger. Ziv, A. (1988). Teaching and learning with humor: Experiment and replication. The Journal of Experimental Education, 57, 5-15. Ted Powers es profesor de psicología en la Universidad Parkland en Champaign, Illinois.  Mientras estuvo en la Universidad de Illinois, donde obtuvo tanto su pregrado como su posgrado, fue seleccionado por la sociedad honorífica nacional Alfa Lambda Delta como el profesor nuevo destacado de 1998.  Ted también puede haber ganado 10 millones de dólares en el Gran Premio de Publisher's Clearinghouse.
[1] Nota del Traductor: Al momento de realizar la traducción, esta canción está disponible en Youtube: http://www.youtube.com/watch?v=s5sUfV1Mi7w .  La letra está disponible aquí: http://www.lyricsmode.com/lyrics/r/robyn_hitchcock/uncorrected_personality_traits.html [2] Nota del Traductor: Al momento de realizar la traducción,  esta canción está disponible en Youtube:  http://www.youtube.com/watch?v=LoF_a0-7xVQ .  La letra está disponible aquí:  http://www.lyricsmode.com/lyrics/s/suicidal_tendencies/institutionalized.html [3] Nota del Traductor: Al momento de realizar la traducción,  esta canción está disponible en Youtube: http://www.youtube.com/watch?v=NZyVZFJGX5g .  La letra está disponible aquí: http://www.lyricsmode.com/lyrics/b/black_sabbath/paranoid.html [4] Nota del Traductor: Al momento de realizar la traducción,  esta canción está disponible en Youtube:  http://www.youtube.com/watch?v=NUTGr5t3MoY&ob=av2e .  La letra está disponible aquí: http://www.lyricsmode.com/lyrics/g/green_day/basket_case.html [5] Nota del Traductor: Al momento de realizar la traducción,  esta canción está disponible en Youtube: http://www.youtube.com/watch?v=JtwqNaUoHe8 .  La letra está disponible aquí: http://www.lyricsmode.com/lyrics/g/genesis/entangled.html [6] Nota del Traductor: Al momento de realizar la traducción,  esta canción está disponible en Youtube: http://www.youtube.com/watch?v=L7AsGFttLVU .  La letra está disponible aquí: http://www.lyricsmode.com/lyrics/p/peter_gabriel/no_self_control.html [7] Nota del Traductor: Al momento de realizar la traducción,  esta canción está disponible en Youtube:  http://www.youtube.com/watch?v=jQVk6LrJCBM .  La letra está disponible aquí: http://www.lyricsmode.com/lyrics/t/they_might_be_giants/your_racist_friend.html
Observer Vol.18, No.12 December, 2005

Leave a comment below and continue the conversation.

Comments

Leave a comment.

Comments go live after a short delay. Thank you for contributing.

(required)

(required)